Como conseguir unos glúteos perfectos

Como conseguir unos glúteos perfectos

Si buscas conseguir unos glúteos perfectos lee este artículo ya que en él encontrarás una serie de consejos muy sencillos y de fácil aplicación.

46118413

Cómo conseguir unos glúteos perfectos

Desde entrada te comento que es bastante difícil, ya que requiere un poco de sacrificio, constancia y paciencia. Esto último no significa que sea imposible. Se puede conseguir.

Entonces, ¿qué es lo que tienes que hacer? No hay una receta única y, si quieres lucir tu parte trasera tonificada, fortalecida y acorde a los cánones impuestos no te queda otra que llevar un orden y una disciplina diaria. Así que no te pierdas todas las claves a continuación:

  • El sobrepeso y la obesidad están reñidos con unos glúteos bonitos. Tienes que conseguir, en primer lugar, unas proporciones adecuadas.
  • La piel necesita un tratamiento especial que aporte elasticidad y tonicidad. De lo contrario, aparecerán bultos, parches y rugosidades.
  • Sin ejercicio continuado no va a ser posible. Va bien el Pilates, la bicicleta, la natación y las caminatas cuesta arriba. Debe practicarse a diario o, al menos, cuatro veces por semana.
  • Te puedes ayudar con tratamientos en cabina profesional. Da resultados satisfactorios la electro-estimulación, combinada con sesiones de cavitación para eliminar la grasa sobrante.
  • También es cuestión de tiempo. Como la tripa, es una zona difícil de moldear y los resultados solo se ven cuando se llevan meses de trabajo intenso (tanto en el gimnasio como a la hora de sentarse a la mesa).

Operación, lipoescultura y cirugía plástica de glúteos

Ahora bien, puede ser que no quieras someterte a esta disciplina y que prefieras el camino directo del quirófano. Hay intervenciones específicas para esta zona con resultados dispares y, a veces, hasta catastróficos. Pero, no vayamos tan rápido y empecemos por los métodos disponibles. Puedes elegir entre:

  • Una operación de cirugía estética en la zona en la que, con anestesia general, se implanta una prótesis de silicona muy parecida a la que se utiliza para las mamas. Así se consigue aumentar y redondear el volumen. Hay que realizar una cicatriz, curas posteriores, llevar una faja y, además, es dolorosa. Por si esto fuera poco, para que el resultado quede armónico, tienes que acudir a un profesional de probada solvencia. En este caso, tienes que pensar qué haces con la prótesis conforme tu piel vaya envejeciendo y encogiéndose.
  • La lipoescultura, a pesar de sus contraindicaciones y potenciales peligros, sigue estando bastante demandada. Consiste, en esencia, en quitar grasa de un sitio del cuerpo (normalmente tripa y cartucheras) y colocarla en otro. Como en el caso anterior, el postoperatorio puede ser complicado y se han dado casos, incluso, de muerte por desangramiento en el mismo quirófano.
  • Otro método consiste en insertar hilos (de oro o material plástico) en la zona, los cuales actúan a modo de cables de tensión subiendo la piel, grasa y músculos. Es costoso en extremo, complicado de realizar y difícil de dar marcha atrás, más incluso que una prótesis.
  • Ciertas clínicas están ofertando, además, tratamientos con colágeno, ácido hialurónico y rellenos diversos absorbibles por el organismo y, por tanto, no definitivos.

Nuestro consejo…

Los métodos agresivos pata conseguir unos glúteos perfectos, aparte de extremadamente caros y dolorosos, no quedan naturales.

Además, se están dando casos (incluso extravagantes y chocantes) de operaciones muy mal hechas que consiguen estropear más que arreglar. Ten en cuenta que muchas infecciones, necrosis y complicaciones de circulación llegan al poco tiempo de estas intervenciones.

Hay quienes se someten a esta casi tortura con la promesa de un cuerpo de revista de forma rápida, pero, a la larga, pocos casos acaban bien. Tienes que saber que la gran mayoría de pacientes que consiguen tener unos glúteos o un cuerpo acorde a los cánones establecidos, suelen llevar, además, una rutina deportiva estricta y una dieta acorde.

Así que lo más sensato es empezar por el principio: hacer deporte, comer lo adecuado y, también, acompañar con algún tratamiento cosmético no agresivo como ayuda.



Valoración

picture-1227.jpg
Candela Vizcaíno
Doctora en comunicación, poeta, escritora y mamá. Periodista y redactora en vida sana, lenguaje de los símbolos, literatura, arte, viajes y moda.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »