La importancia de una correcta combinación de alimentos

La importancia de una correcta combinación de alimentos

Una mala combinación de alimentos puede influir en la aparición de algunas molestias y nuestra salud puede resentirse. Estos consejos pueden ayudarte.

1225241002

Una correcta combinación de alimentos es imprescindible si queremos tener una digestión completa y un metabolismo a pleno rendimiento, por otro lado una buena digestión es necesaria para que el organismo pueda absorber y asimilar de forma correcta todos los nutrientes.

Para conseguir el peso adecuado, la sensación de bienestar intestinal y mejorar la salud a todos los niveles es imprescindible la correcta combinación de alimentos ya que nos permite obtener una mejor digestión, una correcta asimilación, y una adecuada evacuación intestinal que favorece la desintoxicación de nuestro organismo de forma continuada.

Combinación de alimentos y digestión

Prácticamente todos los alimentos contienen la mayoría de los nutrientes:

  • Proteínas.
  • Lípidos o grasas.
  • Glúcidos o azúcares.
  • Fibra.
  • Vitaminas.
  • Minerales y agua.

Aunque unos alimentos contienen mayor proporción de nutrientes que otros.

En términos generales, si un alimento contiene un 15 por ciento de proteínas, o más, se lo considera alimento proteínico, mientras que un 20 por ciento ;o más de hidratos de carbono es considerado glucídico, lo que cuenta es si las proteínas o los hidratos de carbono constituyen el principal elemento nutritivo de un alimento determinado.

Esta información será de gran utilidad a la hora de valorar las combinaciones favorables o desfavorables de los alimentos.

Combinación de alimentos y nutrientes

  • Almidones y azúcares
    Cuando el azúcar entra en la boca junto con el almidón,  en la saliva secretada durante la masticación queda inhibida la ptialina, la enzima que favorece la digestión de los almidones, entorpeciendo de este modo la digestión del almidón antes de que llegue al estómago. Esta combinación bloquea el paso del azúcar a través del estómago hasta que se digiere el almidón, provocando que se fermente.
    Los subproductos de la fermentación de azúcares son ácidos, que a su vez inhiben más la digestión de los almidones, que necesitan medios alcalinos para su digestión.
  • Proteínas y almidones
    Esta es la  combinación de alimentos característica que nos encontramos en las dietas modernas occidentales, la carne con patatas, huevos con pan etc. Cuando comemos proteínas y almidón juntos, la enzima ptialina es secretada a través de la saliva comenzando la digestión de los almidones, cuando la comida masticada llega al estómago, la digestión del almidón mediante enzimas alcalinas continúa y entorpece de este modo la digestión de la proteína por la pepsina y otras secreciones ácidas, favoreciendo que se produzcan desechos tóxicos de gases y putrefacción.
  • Almidón y alimentos ácidos.
    Cualquier ácido que se tome junto con un almidón inhibe la secreción de ptialina.
    Por lo tanto, al comer por ejemplo frutas ácidas o ácidos como el vinagre junto con el almidón, no hay una secreción idónea de la enzima alcalina en la boca para iniciar la primera fase de la digestión. La consecuencia es que el almidón va al estómago sin los jugos alcalinos vitales que necesita para digerirse adecuadamente, lo que favorece que las bacterias fermenten.
  • Proteína y alimentos ácidos.
    Puesto que la proteína necesita un medio ácido para una digestión adecuada, se puede pensar que los alimentos ácidos facilitarían la digestión de proteínas, pero eso no es así. Cuando los alimentos ácidos entran en el estómago inhiben la secreción de ácido clorhídrico y de la pepsina, esta enzima que digiere proteínas sólo puede funcionar en presencia del ácido clorhídrico, no con cualquier ácido.

Algunos ejemplos de combinación de alimentos favorables

Pan o pasta con aguacate.
Fruta con yogurt o requesón sean uvas, peras, plátano, etc.
Patatas con verduras.
Huevos con verduras.
Pescado con limón.
Carnes y de postre piña natural.
Fruta con pan dextrinado.
Fruta con copos de avena.
Ensalada de hortalizas frescas sin vinagre, con arroz (almidón).
Ensalada de hortalizas frescas con vinagre, con setas (proteína).
Fresas con miel.
Yogurt con muesli.
Quinoa con verduras salteadas.
Verduras de la temporada con una sola proteína.

Algunos ejemplos de mala combinación de alimentos

Pan y patatas, arroz o legumbre.
Kiwi o limón con plátano.
Tomate y limón.
Huevo y patata.
Jamón y melón.
Carne con patatas.
Pescado con pasta.
Vinagre o limón en la ensalada con pasta o arroz o patatas.
Leche con pan.



Relacionados

Valoración

Combinación de alimentos
Marta Ortiz
5 (100%) 1 vote
marta-ortiz
Marta Ortiz
Dietista y asesora nutricional formada en IFP Roger De Llúria particularmente en Dietoterapia y suplementación natural, colaboradora-articulista especializada en nutrición.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »