¿Se puede tener el colesterol alto sin probar las grasas?

¿Se puede tener el colesterol alto sin probar las grasas?

Una de cada diez personas suele tener el colesterol alto sin probar las grasas y se plantea si, además de tomar la medicación, hay otras alternativas.

1157178

La analítica dice que tenemos el colesterol alto

Un caso cada vez más frecuente es el de aquella persona que tras hacerse una analítica observa incrédulo como de un día para otro tiene un colesterol alto (o altísimo).

En muchos casos la persona lleva una dieta muy correcta y eso despista tanto al médico como al paciente. Al final, una vez descartado un problema de tiroides o alguna medicación, el doctor concluye que “es una disfunción genética” o sea que lo fabricamos nosotros mismos.

¿Y ahora que hago?

La persona se queda bastante frustrada ya que piensa que “para qué vale cuidarse si total igualmente voy a fabricar colesterol”.

Una vez ya eliminamos de la dieta aquellos alimentos que normalmente son los responsables del colesterol (los alimentos ricos en grasa animal) hemos de cuidar los hidratos de carbono.

Cuidado con los alimentos de alto nivel glucémico

Cada vez hay más profesionales de la salud que intentar limitar los hidratos de carbono de alto nivel glicémico. Son aquellos que cuando los ingerimos aumentan rápidamente y en gran medida los niveles de glucosa de nuestra sangre.

Esto provoca que nuestro cuerpo fabrique insulina para combatir esta subida de glucosa. Cuando esto ocurre cada día y estamos sujetos a un alto índice de estrés, la insulina se irá volviendo menos eficaz. Se conoce como resistencia a la insulina.

La resistencia a la insulina

Cuando nuestro organismo no es capaz de asimilar toda esa glucosa se activa el metabolismo de las grasas. Nuestro organismo guardará esa glucosa en forma de grasa en la zona abdominal.

Podemos ver a personas con abdomen pronunciado y el resto del cuerpo normal o delgado. Los niveles de colesterol y triglicéridos suben muy ligeramente al principio para ir haciéndolo progresivamente año tras año.

¿Mejor eliminar la proteína de la dieta?

Para conseguir el equilibrio metabólico y favorecer el buen metabolismo de los hidratos de carbono y de las grasas también es básico el aporte de proteínas.

Las personas, ante la noticia de que tienen el colesterol alto, o como prevención, disminuyen al máximo la proteína, que es responsable del equilibrio entre la hormona Insulina y Glucagón. Es necesario el aporte de proteína como mínimo dos veces al día.

Otra cosa es que hemos de conseguir que esta proteína sea mayoritariamente de origen vegetal (legumbres, algas marinas, frutos secos crudos, levadura de cerveza, germinados, tofu, gluten de trigo o Seitán, Tempeh, etc.).

El pescado azul y un poco de queso fresco serán las proteínas animales ideales. Los huevos (uno o dos por semana) nunca se tomarán fritos (ideales cocidos o revueltos).

La bollería industrial y todos los alimentos con harina blanca (refinada) serán los primeros a evitar.

¿Con que frecuencia conviene comer para bajar el colesterol alto?

Hay que intentar no pasar más de 5 ó 6 horas sin comer a fin de no hacer hipoglucemias ya que sino se nos puede disparar la insulina y “fabricar” colesterol.

Consultar con el especialista la conveniencia de tomar o no Cromo y Magnesio.

Si hay un nivel de estrés muy alto igual sería conveniente tomar un suplemento de Antioxidantes (vitamina A, C, E y Selenio) Pedid consejo al especialista.

Otros consejos importantes

El sistema nervioso es uno de los factores más importantes cuando queremos tratar el colesterol alto ya que cuando estamos muy estresados el cuerpo se descompensa, nos aumentan los niveles de insulina y somos más sensibles a aumentos de colesterol. La relajación, el masaje, el ejercicio físico e intentar tomarnos la vida con más calma son factores esenciales.

Evitad el exceso de azúcar y endulzantes artificiales. El Agave o la Stevia (lástima que en muchos países aún sean difíciles de conseguir) endulzan y además nos ayudan a disminuir el colesterol y los niveles de glucosa en sangre.

El ejercicio de forma regular, siempre que no nos suponga otra forma de estresarnos aún más, es uno de los factores que nos puede ayudar mucho.

Por último hemos de recordar que tomar durante muchos meses, sin pausa, aceites poliinsaturados ricos en omega 6 (como los de Onagra o Prímula) pueden reducir, en algunas personas, sus niveles de omega 3 y provocar, de forma indirecta, colesterol alto.

Conclusión

Es muy importante recordar que nuestro cuerpo no es “caprichoso” y que si tenemos el colesterol alto siempre es por algún motivo. La explicación de que es genético, por la edad, o por las hormonas nunca debe de evitar que busquemos formas de compensarlo.

La medicación (con sus efectos secundarios) puede ser un tratamiento en casos concretos pero nunca debería de ser la única solución.



Relacionados

Valoración

Colesterol alto sin probar las grasas
Josep Vicent Arnau
4.75 (95%) 4 votes
josep-arnau
Josep Vicent Arnau
Diplomado en Naturopatía y Acupuntura.
Regenta el herbolario Supernatural en Sant Cugat del Vallés.
Articulista sobre temas de salud y calidad de vida.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »