Cigarrillos electrónicos para dejar de fumar

Cigarrillos electrónicos para dejar de fumar

El cigarrillo electrónico o e-cig es un método para dejar de fumar que ha ayudado a muchas personas, pero que también ha generado alguna polémica.

cigarrillo-electronico

¿Qué es el cigarrillo electrónico?

El cigarrillo electrónico es un sucedáneo artificial del cigarro de tabaco. También se le llama e-cig (e-cigarrillo) y su función es la de ayudar a los fumadores a dejar de fumar.

También puede ser usado simplemente como sustituto supuestamente más saludable del pitillo por quien no quiere dejar el hábito pero si el tabaco. Este método para dejar de fumar consiste en un mecanismo que imita en forma y tamaño a un cigarrillo.

¿Cómo funciona?

El cigarrillo electrónico también intenta imitar las sensaciones de fumar, y funciona por inhalación. Incluso posee una cápsula con nicotina líquida pura, es decir, sin elementos químicos por lo que no es cancerígena. El e-cig envía esa nicotina no cancerígena al fumador aliviando la adicción a la nicotina.

Por otro lado, también evita los tóxicos producidos por la combustión ya que funciona con una batería. Además, el humo que emite el cigarrillo electrónico es vapor de agua, por lo que no supone un riesgo para la salud de los fumadores pasivos.

Ventajas del cigarrillo electrónico para dejar de fumar

  • Diferentes estudios demuestran que el cigarrillo electrónico ayuda a dejar de fumar.
  • El e-cig no emite humos tóxicos con lo que no perjudica a los fumadores pasivos.
  • El cigarrillo electrónico no tiene los compuestos cancerígenas del tabaco
  • A medio plazo es mucho más económico que el cigarro de tabaco.
  • El cigarrillo electrónico no mancha de amarillo los dientes y dedos.
  • No produce malos olores.

Desventajas

  • La nicotina sigue siendo un tóxico.
  • El cigarrillo electrónico puede aumentar la tensión arterial.

Por tanto, aunque el e-cig supuestamente es menos dañino que el tabaco sigue siendo nocivo para la salud.

Polémica del cigarrillo electrónico

El cigarrillo electrónico para dejar de fumar está sometido a polémica porque algunas importantes organizaciones que velan por la salud no están seguras de la inocuidad de los e-cig. Asociaciones como el departamento de salud de Canadá, la Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense o la OMS.

Por ejemplo, la OMS (La Organización Mundial de la Salud) se pronunció en septiembre de 2008 de la siguiente forma “La OMS no dispone de pruebas científicas que confirmen la seguridad y eficacia del producto” hasta ahora parece que esa sigue siendo su postura frente al cigarro electrónico.

Nuestros consejos

El cigarrillo electrónico genera aún dudas sobre su inocuidad, pero si se descubriera que es la misma o sólo un poco mayor que la del tabaco, habría que considerar su uso.

Quizás no sea lo mejor, pero si se usa y funciona para dejar de fumar quizás sea un mal menor. Puede suponer un problema para quien pueda estarlo usando de forma constante pensando que realmente es inofensivo, por lo que no recomendamos su utilización de forma continuada.

Por otro lado, en nuestra sección “dejar de fumar” encontrará otras opciones para librarse del tabaco que les puede resultar más interesante.



Valoración

picture-861.jpg
Juan José Sánchez Ortiz
Terapeuta físico, emocional y coach. Articulista experto en salud, ecología, desarrollo personal y ONGs en medios digitales e impresos. Periodista de investigación con trabajos referenciados en artículos, tesis de postgrado y doctorales.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »