Receta de sopa o caldo de chirivía y verduras

Receta de sopa o caldo de chirivía y verduras

La chirivía es un vegetal parecido a la zanahoria muy usada en climas fríos para hacer caldos, como la deliciosa receta que veremos a continuación.

49075963

La Chirivía o Pastinaca sativa

La chirivía, por sus propiedades nutricionales, es una verdura que, tras ser relegada de nuestra cesta de la compra, se está reintroduciendo en las alacenas occidentales.

Y no es de extrañar, ya que la humilde chirivía, de aspecto muy parecido a una zanahoria, pero más blancuzca y alargada, tiene un delicioso sabor picante que puede aprovecharse de mil formas distintas. Asada se puede usar como guarnición de platos de carne.

Está deliciosa frita en aceite vegetal pero como mejor se aprovechan todas sus cualidades y propiedades es en sopa o purés, como esta receta que traemos hoy.

Receta de caldo de chirivía y verduras

Es éste un plato ideal para el invierno y admite variantes más ligeras al eliminar las legumbres. La base de la receta es de la huerta mediterránea con un toque oriental que lo aporta la cúrcuma. Es ideal como entrante o como plato único de una cena ligera.

Ingredientes para cuatro personas

  • 100 gramos de judías blancas cocidas.
  • 1 patata pequeña.
  • 1 zanahoria grande.
  • 1 chirivía mediana.
  • 100 gramos de judías verdes.
  • 100 gramos de guisantes.
  • 1 puerro entero.
  • 3 cucharadas de aceite de oliva u otra grasa suave. Es mejor recurrir a las de origen vegetal.
  • Un poco de cúrcuma, sal y pimienta al gusto.

Preparación del caldo de chirivía

  • Lavar y mondar todas las verduras.
  • Cortar a dados la patata, la zanahoria y la chirivía.
  • Cortar en trozos pequeños las judías verdes (si tienen fibra, quítaselas antes de guisarlas).
  • Lavar el puerro y cortarlo en trozos pequeños.
  • Desenvainar los guisantes y lavarlos.
  • En una olla profunda, colocar el aceite de oliva o la grasa elegida.
  • Rehogar a continuación todas las verduras sin que lleguen a dorarse.
  • Añadir la cúrcuma y salpimentar al gusto junto con un litro y medio de agua (si utilizar una olla normal) o un litro (si te decantas por una olla rápida).
  • Cocer hasta que todos los ingredientes estén blandos (una hora en olla normal y 20 minutos en la rápida).
  • Añadir, a continuación, las judías blancas previamente cocidas y lavadas.
  • Dar un hervor más de unos 5 o 10 minutos aproximadamente.

Trucos o consejos

  • Si se quiere dar más consistencia al caldo de chirivías, se puede añadir fideos finos u otro tipo de pasta corta (lluvias, estrellitas, letras…).
  • Una idea para los más pequeños es triturar la sopa y convertirla en un puré suave. En este caso, se puede completar añadiendo medio vaso de leche desnatada (si es de vaca) o cualquier otra leche vegetal. Unos trocitos de pan crujiente sentarán muy bien.
  • La sopa se sirve caliente acompañada de alguna ramita de perejil.
  • Si te sobra, la puedes guardar en el frigorífico para otro día. No esperes mucho, ya que las verduras fermentan y se avinagran.


Valoración

picture-1227.jpg
Candela Vizcaíno
Doctora en comunicación, poeta, escritora y mamá. Periodista y redactora en vida sana, lenguaje de los símbolos, literatura, arte, viajes y moda.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »