Cabinas de rayos UVA y cáncer de piel

Cabinas de rayos UVA y cáncer de piel

La relación entre abusar de las cabinas de bronceado y cáncer de piel o melanoma parece cada vez más clara para la OMS u organismo mundial de la salud.

2524519

¿Qué son las cabinas de bronceado?

En la mayoría de países proliferan cada vez más los negocios que disponen de cabinas de bronceado artificial (cabinas de rayos UVA) Se pueden encontrar en gimnasios, centros de estética, negocios especializados sólo en bronceado (franquicias) e incluso hay aparatos para uso particular en la propia casa.

Estar bronceado está de moda

El ser humano tiene una visión muy peculiar de cada tema y en este del color de la piel aún más. En la mayoría del planeta donde la gente no sea de piel blanca las personas gastan dinero en cremas para tener la piel más clara ya que se identifica a la gente de piel blanca como gente de éxito. De hecho, en muchos países el color de la piel casi condiciona tu clase social y tus oportunidades en la vida.

En cambio, en los países de piel más blanca se relaciona el bronceado con salud y éxito social. Si no tienes dinero no puedes irte de vacaciones en invierno a algún país exótico (a broncearte) o a la nieve (también pone muy moreno)

Esta obsesión por seguir el canon de la moda hace que para muchas personas sea casi una obsesión acudir a las cabinas de rayos UVA para estar siempre bronceadas.

Advertencia de la OMS sobre cabinas de bronceado y cáncer de piel

La Organización Mundial de la Salud (OMS) llevaba avisando desde hace muchos años que broncearse en exceso en estas cabinas de rayos Uva o bronceado artifical podían provocar un melanoma o cáncer de piel.

Explicaba que era más peligroso que tomar el sol, con protección, en la playa ya que la capa de ozono nos protege. Precisamente hoy en día tampoco podemos abusar del sol de la playa ya que la capa de ozono está disminuyendo por el cambio climático.

Pues ahora el último estudio del Centro Internacional del Cáncer ha sido publicado en The Lancet Oncology afirmando que las radiaciones que provocan las cabinas de rayos UVA se van acumulando y que si se empiezan a utilizar antes de los 30 años puede aumentar hasta un 70% el riesgo de padecer un cáncer de piel o melanoma. Además también puede aumentar, en gran manera, el riesgo de cáncer ocular, distintas reacciones de la piel y una bajada del sistema inmunológico.

Precauciones si vamos a una cabina de bronceado artificial

Es muy importante acudir sólo a centros con un alta profesionalidad. Eso lo podemos ver porque en los centros más serios nos informarán de las precauciones a seguir:

  • No pueden tomar estos rayos UVA las personas que tomen determinados medicamentos fotosensibles (algunos antidepresivos, antibióticos, etc.) conviene leer previamente el prospecto de cualquier medicamento que estemos tomando. La planta medicinal Hipérico o Hierba de San Juan tampoco sería adecuada si queremos broncearnos. Estos medicamentos también nos desaconsejarían tomar el sol en la playa.
  • No aplicarnos ningún bronceador (en un intento de broncearnos más rapidamente) y retirarnos todo tipo de cosmético de la piel (puee provocar reacciones alérgicas o irritantes)
  • La duración de la sesión y la periodicidad o frecuencia dependerá de nuestro tipo de piel.
  • Deberán siempre de informarnos del riesgo de cáncer de piel que puede provocar su abuso.
  • Por último no deberá de faltar nunca la protección para los ojos.

¿Qué opinan los fabricantes o propietarios de estos centros de bronceado?

Hasta la fecha sólo han comunicado que esos estudios deben de revisarse ya que pueden estar equivocados y que en si la cabinas de bronceado o rayos UVA no son peligrosas si no que, en todo caso, podría serlo su abuso.

Como conseguir un bronceado natural

Hay personas las que les cuesta mucho broncearse o que directamente se ponen rojas nada más “ver” el sol. Para este tipo de gente tomar Betacaroteno puede ser de gran ayuda ya que favorece el bronceado y sobretodo les protege de estas reacciones tan fuertes (como si fuera una alergia) que les provoca el sol.

Las zanahorias, naranjas, manzanas, melón, ciruelas, mandarinas, uva, melocotones, cerezas, albaricoques, tomates, pimientos rojos, borrajas, diente de león, calabazas, brócoli, acelgas, espárragos, espinacas, etc. ya son alimentos especialmente ricos en betacaroteno.

Tomar el sol de forma progresiva y con protección es la mejor manera de no poner en peligro nuestra salud.
Aquellas personas que se vean anormalmente pálidas deben de acudir a su médico ya que quizá estén padeciendo una anemia o falta de nutrientes importante.

Conclusiones

Tenga razón del todo o no la OMS respecto a que si las cabinas de bronceado o de rayos UVA puedan provocar cáncer de piel o melanomas lo cierto es que el abuso de este tipo radiaciones es muy perjudicial para la piel. Lo mismo ocurre, aunque en menor medida, con el abuso de horas de bronceado en la playa.

Nuestro consejo es que, como ya decía Hipócrates, el beneficio o perjuicio de una sustancia o alimento suele estar en la dosis.



Valoración

josep-arnau
Josep Vicent Arnau
Diplomado en Naturopatía y Acupuntura.
Regenta el herbolario Supernatural en Sant Cugat del Vallés.
Articulista sobre temas de salud y calidad de vida.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »