Bhakti, el Yoga de la devoción

Bhakti, el Yoga de la devoción

El Bhakti Yoga también se conoce como el Yoga de la devoción espiritual y entraría dentro de las ramas del Yoga menos conocidas y menos practicadas.

154234

De forma general, la espiritualidad hindú cuenta con cuatro caminos paralelos que son adecuados según los distintos temperamentos de los practicantes de Yoga. Se trata de Bhakti Yoga, Jñana Yoga, Karma Yoga y Raja Yoga. El primero de éstos fue popularizado en los años setenta por el movimiento Hare Krishna (Sociedad Internacional para Conciencia de Krishna), que considera que “todos somos uno”.

En el Bhakti Yoga, que se conoce como el Yoga de la devoción, del amor divino y de la emoción religiosa, se practica una exclusiva e intensa adhesión a un objeto amado, nishtha, sin la cual ningún amor verdadero puede desarrollarse. Su práctica comienza, continúa y acaba siempre en el amor, convirtiendo las emociones en devoción. El Bhakti Yoga se sirve del sentimiento devocional como instrumento de elevación de la consciencia y auto realización.

Según el rishi (sabio, pensador) Nárada, Bhakti es un amor intenso por Dios. Cuando un hombre lo alcanza, ama a todos los seres y no odia a ninguno; queda satisfecho para siempre. Este amor no puede ser reducido a ningún beneficio terrenal porque, mientras perduran los deseos mundanales, esta clase de amor no llega. El Bhakti encierra en sí su propia fruición, sus propios medios y su propio fin.

El camino del amor puro

Los bhakta (practicantes de Bhakti Yoga) encuentran el más elevado sentido a su existencia en la búsqueda de lo Divino y en la entrega al mismo. Lo Divino puede ser Dios, la Madre, la naturaleza, la humanidad, el Todo, el Uno, el Alma Cósmica, la Conciencia, lo Absoluto… En el Bhagavad Guita está escrito: “El que Me percibe en todas partes y todo lo percibe en Mí no puede nunca perderme a Mí, ni el puede perderse para Mí”. El verdadero bhakta se guía por el sentimiento de unidad, pues Yoga también es unión: la del principio individual con el cósmico, la del yo real con el Ser.

El Bhakti Yoga, como camino del amor puro y de la devoción absoluta, es un Yoga muy ritual y contemplativo. Hay una devoción de orden inferior y una más refinada de orden superior, dependiendo del grado de evolución espiritual del devoto. La devoción inferior se denomina vaidhi, y se basa en los rituales y ceremoniales externos; la segunda, mukhya, se encuentra más allá de las formas y de los hombres. Mediante el adiestramiento bhakti yóguico y espiritual, gradualmente se va trascendiendo de una a la otra.

El Bhakti Yoga es totalmente adogmático

Ahora bien, el Bhakti Yoga no está ligado con ninguna religión, es totalmente adogmático y suprarreligioso. Es místico y espiritual, y apela, por un lado, a la ética genuina o virtud y, por otro, a la experiencia meditacional y la transformación interna, que requiere también una erradicación de los pensamientos dispersos y de las emociones insanas.

La función del Bhakti Yoga es enseñar al practicante a ir más allá de las teorías y a ver a Dios en todas las cosas. Sobre todo el Bhakti Yoga entrena al hombre para transmutar sus emociones negativas. En el Bhakti Yoga la meditación es esencial para acrecentar la capacidad mental, el despertar del alma y, en definitiva, el valor de la humildad en la devoción.

Precisamente, para desarrollar el incipiente sentimiento devocional el Bhakti Yoga trabaja con la meditación en el ser o la meditación del silencio, las obras compasivas y los sentimientos de entrega incondicional, la recitación del mantra o nombre de la deidad (japa) y la plegaria consciente. Se realizan sesiones de cánticos (kirtan) El canto es el medio de purificación, capaz de conducir la mente y liberarla de la ansiedad. Entre otros mantras se recita el Maha Mantra, el gran mantra:

Hare Krishna Hare Krishna,
Krishna Krishna, Hare Hare,
Hare Rama Hare Rama,
Rama Rama, Hare Hare

La pureza y los preceptos morales

La pureza se conquista mediante la observancia de los dos primeros grados que se contemplan en Ashtanga Yoga: yama y niyama, o conjunto de reglas para la purificación en todos los planos de la persona.

En Yama (prohibiciones, abstinencias y restricciones, principios éticos, morales, universales) se contempla la conducta correcta hacia los demás y hacia nosotros mismos mediante cinco propuestas morales: ahimsa (no violencia hacia uno mismo y hacia los demás, no sólo de obra sino ni siquiera de palabra o pensamiento), satya (veracidad, honestidad con uno mismo y con los demás), asteya (no robar, no desear bienes, brahmacharia (ir con el Brahman), aparigraha (no apegarse, no codiciar)

En Niyama (preceptos, observancias) se recogen los principios morales que se han de cumplir con uno mismo: sauch (limpieza, pureza de mente y cuerpo, interna y externa), santosha (tranquilidad, satisfacción, contentamiento), tapas (automortificación, austeridad, fomentar el desapego), swara pranidhana (ofrecerse, devoción a Dios, fe)

En ciertos aspectos el Bhakti Yoga se aproxima al Karma Yoga (el Yoga de la acción), ya que éste también busca la unión con Dios aunque, en primer lugar, a través de las acciones nobles y la actividad correcta y, en segundo término, mediante la acción meditativa.



Relacionados

  • Ramas del YogaRamas del Yoga Las ramas del Yoga son muchas, ya que esta ciencia milenaria, el Yoga, es como un […]
  • Tantra YogaTantra Yoga El Tantra Yoga es, para la mayoría de las personas, sólo una técnica de yoga que vale […]
  • Nidra YogaNidra Yoga El Nidra Yoga es una rama o especialidad del Yoga poco conocida para la mayoría de la […]
  • Kundalini YogaKundalini Yoga Kundalini Yoga es la búsqueda de la energía potencial de cada individuo, que se asocia […]

Valoración

Autor: Daya Kaur

Sin descripción.

Anterior artículo »
Siguiente artículo »