Ayúdame Señor

Ayúdame Señor

No hay nadie que haya orado con devoción y no haya visto los resultados a sus súplicas. Lo saben bien los oradores de todas las religiones del mundo.

Ayúdame Señor

Ayúdame Señor

Señor, ayúdame a decir la verdad delante de los fuertes.

Y a no decir mentiras para ganarme el aplauso de los débiles.

Si me das fortuna, no me quites la felicidad.

Si me das fuerza, no me quites la razón.

Si me das éxito, no me quites la humildad.

Si me das humildad, no me quites la dignidad.

Ayúdame siempre a ver el otro lado de la medalla.

No me dejes inculpar de traición a los demás por no pensar como yo.

Enséñame a querer a la gente como a mi mismo y a juzgarme como a los demás.

No me dejes caer en el orgullo si triunfo, ni en la desesperación si fracaso.

Mas bien recuérdame que el fracaso es la experiencia que precede al triunfo.

Enséñame que perdonar es lo mas grande del fuerte y que la venganza es la señal primitiva del débil.

Si me quitas la fortuna, déjame la esperanza.

Si me quitas el éxito, déjame la fuerza para triunfar del fracaso.

Si yo fallara a la gente, dame valor para disculparme.

Si la gente fallara conmigo, dame valor para perdonar.

Señor, si yo me olvido de ti, no te olvides de mi.

Amen.



Artículos relacionados

  • Ayúdenme a Ser como SoyAyúdenme a Ser como Soy Si me quitas el éxito, dame fuerzas para aprender del fracaso. Si ofendo a la gente, dame valor para disculparme y si me ofenden, dame valor para perdonar.
  • El BarberoEl Barbero Un hombre fue a una barbería a cortarse el cabello y la barba. Como es costumbre entablo por cortesía una amena conversación con la persona que le atendía.
  • Cuatro leyes de la espiritualidadCuatro leyes de la espiritualidad La angustia y el temor que producen tener que enfrentarse a ciertas realidades desagradables, hace que los hombres comparen la vida con un juego de azar.
  • Una Historia del Cielo y el InfiernoUna Historia del Cielo y el Infierno En aquel tiempo, dice una antigua leyenda china, un discípulo pregunto al vidente: Maestro, ¿sabes cuál es la diferencia entre el cielo y el infierno?

Valoración

Ayúdame Señor
Desconocido
5 (100%) 4 votes
Autor: Desconocido

Sin descripción.

Anterior artículo »
Siguiente artículo »