Los Nodos Lunares

Una característica de los Nodos lunares es que marcan el lugar en que ocurrirán los eclipses, señalan un camino a recorrer a lo largo de nuestra vida.

Visto desde la Tierra, el Sol gira a nuestro alrededor y, mediante su trayectoria circular que se completa durante un año, forma un plano al que denominamos eclíptica. La Luna, nuestro satélite, circula cercana a este plano, pero con una inclinación de 5 grados.

La trayectoria del Sol y de la Luna se cruzan en dos puntos que están opuestos en el zodiaco, denominados Nodos Lunares. Pero durante su trayectoria mensual alrededor de la Tierra, la Luna cruza la eclíptica una vez en dirección norte y otra en dirección sur. La línea de unión entre el nodo ascendente y el descendente se denomina línea nodal.

Este eje nodal simboliza un camino de desarrollo, así cuando la Luna está transitando en la mitad superior, en la parte visible, nos indica un punto para avanzar. Pero tenemos que hacer el esfuerzo consciente para avanzar en esa dirección. Con relación al Nodo Sur o descendente, cuando la Luna transita en la mitad inferior, nos indica un área en la que en el pasado hemos conseguido o desarrollado algo, ahora nos toca desarrollar otra área.

Estas áreas vienen definidas principalmente por las casas en las que tenemos situado este eje nodal. Venimos de una de las casas y hemos de completar el eje, trabajando el otro extremo del camino, la casa opuesta. La dificultad viene porque se está apegado al extremo del camino desarrollado en el pasado y no se sabe, aún, que las cosas se pueden expresar en el área antagónica.

Es fácil entender que encontremos difícil seguir el camino correcto, tenemos tendencia a entenderlo todo en valoraciones de bueno / malo, blanco / negro y por lo tanto nos cuenta ver que los extremos forman parte de un todo.

Si pudiéramos pensar en dos casas o áreas opuestas como en una forma única, el círculo dividido en luz y sombra, en el Yin y el Yang, quizás sea más fácil entender que se ha de completar el eje que a cada uno le ha tocado trabajar. Resumiendo, la casa donde tenemos el Nodo Sur ya ha sido utilizada y simboliza la línea de menor resistencia, actualmente nos toca aprender de la casa opuesta.

Nodo en casa 1

Uno se ha de dar a conocer: se autopresenta con valentía. Sería parecido a lo que hacemos de niño: manifestamos nuestra forma de ser de una forma sincera y extravertida. En esos primeros años creemos que los demás nos aceptarán así, tal cual. En la casa 1 se ha de perseverar en el propio punto de vista, no se ha de hacer una modificación para que los demás nos acepten, aunque por otra parte esa imagen que se manifiesta ha de ser corregida continuamente. Hay algunas imágenes o acciones que podrían reflejar este nodo: señalarse con el dedo, mirarse en un espejo de mano y sonreírnos. O también pintar un autorretrato lo más auténtico posible y enseñarlo a los demás.
Afirmación de uno mismo.

Nodo en casa 2

La parábola de los talentos ilustra muy bien la finalidad de esta casa: uno ha de utilizar lo que posee. Estos conocimientos, capacidades, son suficientes, no es necesario contar con nada externo. La sustancia se utiliza y se va avanzando en el desarrollo. De hecho, no ha de tenerse miedo a quedarse sin nada, es como una especie de mecanismo de retroalimentación.

Tampoco a que de fuera no se valore lo que se da, porque no depende del exterior la autovaloración. Se han de poner en juego los propios valores para que se conviertan en algo sólido. Una imagen sería alguien que abre un cofre cerrado y lo enseña a los demás: entonces brilla con todo su esplendor.
Vida valiosa y sencilla.

Nodo en casa 3

Este es uno de los nodos que mejor se comprenden definiendo el nodo opuesto: en la casa opuesta se ha construido un pensamiento individual, una filosofía propia y se puede juzgar y valorar bajos criterios propios (pensamiento intuitivo y abstracto). En la casa 3ª, se ha de poder explicar, verbalizar, comunicar en un lenguaje común al resto: no exagerando la adaptación, ni de una manera automática. Se ha de buscar, probando una y otra vez, la mejor manera posible de expresar el propio pensamiento, pudiéndolo razonar y expresándolo de una forma lógica y ordenada.

También se ha de conseguir respetar aquella parte del pensamiento propio que no se comparte con el colectivo; y el que el colectivo no comparte con nosotros. Hay muchas imágenes ilustrativas para este nodo: una gran biblioteca en dónde encontramos el libro que necesitamos, una fiesta cultura en una ciudad, etc.
Hablo y escucho.

Nodo en casa 4

Con el nodo norte en esta casa, de agua y cardinal, me imagino a alguien construyéndose una casa acogedora y sólida. Dentro de esta casa se sienta y medita. Es alguien que puede permanecer solo, pero que también abre las puertas de su casa para dejar entrar a los demás. Su casa es igual a la que esta a un lado y a otra de la calle dónde la ha construido.

Cuando la estaba levantado no pretendía que fuera más alta que las demás o más lujosa. Se siente tan bien en el lugar que ha elegido para vivir, que puede marcharse de viejo durante largo tiempo, con la sensación interna de que volverá siempre.
Me siento a gusto y lo comparto con los míos.

Nodo en casa 5

Así como en la casa 1, se mostraba una pintura de uno mismo, en la 5 no bastaría con esto, también se busca la reacción de los demás. Se quiere irradiar e impresionar a los demás porque esta es la forma de potenciar el propio yo. La cuestión es establecer esta relación erótica, de piel a piel, impregnarse con el roce pero no perder nada de autenticidad.

En la 5, no hay miedo a contaminarse con la proximidad, con la relación vital y directa, tampoco se intenta influir con la forma de pensar (nodo sur casa 11). La casa 5 es más una cuestión de experimentar con la propia personalidad. Se busca consolidar quien se es y la forma de hacerlo es arriesgarse. Una imagen posible sería: alguien juega a cartas alrededor de una mesa e intenta ganar entre risas y gritos, sin hacer trampas, solamente jugando lo mejor posible y apostando por sus cartas aún arriesgándose a perderlo todo.
Yo soy así.

Nodo en casa 6

Siguiendo con la anterior imagen, así como en la 5 no importante tanto si se juega bien o mal a las cartas, en la casa 6 uno tendría que ir a hacer la partida donde más posibilidades de dar lo mejor de sí mismo fueran dadas. Pero antes la persona se prepararía adecuadamente para funcionar bien en el contexto que eligiera para poner a prueba.

Las cuestiones vitales para el nodo norte en la 6, es llegar a conocer de qué forma se puede contribuir con lo mejor de uno mismo, a mejorar la sociedad en la que se vive (todas las casas de tierra son de desarrollo social). Aquí no se trata de contemplar un campo de trigo, sino de cosecharlo, separar el trigo de la paja y hacer pan con él: el mejor pan posible.
Empleo todas mis capacidades.

Nodo en casa 7

En esta casa se ha de aprender a comprometerse: esto significa dar un voto de confianza a otra persona con relación a un proyecto común. En cierta manera, al hacer esto se le da poder al otro, dejamos de controlarlo todo y dejamos en él parte del proyecto.

Es una casa de aire y por lo tanto de reflexión y de desarrollo del contacto; quiere decir que puedo aprender más de mí mismo al establecer un vinculo con otra persona. Una imagen sería un darse la mano en cualquier situación para cerrar un trato. Durante un tiempo considero que una persona, igual a mí, tiene el mismo propósito que tengo yo.
Uno más uno, suman más que dos.

Nodo en casa 8

En la casa opuesta, decía que se trata de mostrar los propios valores, aquí compartimos (está en él tú) necesitamos ver que pasa si movemos nuestros talentos/valores. Pero no es una casa de tierra, sino de agua, y por lo tanto compartimos energía emocional/sentimental.

Sentimos interna y profundamente, la energía individual se activa en la fricción con otro cuerpo: como en las relaciones sexuales, pero también en las leyes. Doy, no necesariamente para que me lo devuelvan, pero estoy activando, poniendo en movimiento algo que no controlo.

Quiero poseer, pero me poseen, llego a sacrificar parte de mi sustancia (las crisis típicas de la casa fijas, siempre entre uno y otro ángulo cardinal). Es difícil estar en el camino de en medio.
Todo debe moverse en un circuito cerrado.

Nodo en casa 9

Me imagino a alguien, que se ha separado un poco de la ciudad donde vive, y desde un beldevere reflexiona. Aunque esta es una casa de fuego, por lo tanto de desarrollo del yo, también forma parte del eje de pensamiento. Sería algo así como situarse mentalmente, conocerse por la manera de pensar.

Las casas de fuego también nos hablan de la intuición, saber por una sensación interna, que no es lógica, racional, se sabe por la propia experiencia.: esto es la finalidad del nodo norte en la 9. Existen unos modelos de pensamientos probados, pero uno no ha de atenerse a ellos. También, así como en la 3 el pensamiento es concreto, analítico, en la 9 es más global, más analógico.
Esta es mi verdad.

Nodo en casa 10

Alguien puede tener un mapa en la mano e intentar seguir una ruta prefijada, pero al ir caminando (hacia la cima de una montaña p.ej.) ve que hay otras formas posibles de llegar. Creo que esto sería el nodo norte en la 10.

El concepto de vocación también ilustra bien lo que es el camino de este nodo, ir hacia allí donde uno ha sido llamado. Cuando se cumple con este propósito, tampoco se desprecia al colectivo original (la casa 4), al contrario, se le sirve porque sé esta haciendo lo adecuado (es una casa de tierra: desarrollo social). La persona tendrá que encontrar por ella misma la propia imagen-guia, ponerse en camino y alcanzar las metas impuestas.
No me apoyo en nada, ni en nadie.

Nodo en casa 11

Llegar a establecer la propia ética es el propósito de este nodo. La ética es diferente que la moral, que habla de costumbres de un colectivo determinado, porque se basa en criterios suprapersonales, generales.

Como es un nodo situado en el yo, estos criterios no se aprenden a través de la reacción que provocamos en él tú, sino de la reflexión posterior sobre ésta. Nos tenemos que hacer selectivos y pensar de una forma inteligente para escoger personas afines espiritualmente.

Una imagen que lo ilustraría sería varias personas, diferenciadas, que hablan sobre como mejorar el mundo. Comparten una ética.
Esta es mi línea de pensamiento.

Nodo en casa 12

En esta casa, igual que los lirios del campo, se ha de llegar a la plena percepción de quien se es: ser, solamente esto. Una persona meditando con los pies en la tierra, es una buena imagen.

Pero aunque es esta casa, la del hombre espiritual, se trata de poder se uno mismo mediante la autoobservación, autoconomiento y aceptación, también se ha de aprender a no diferenciar una parte de otra, sino a llegar a la sensación de pertenencia.

Curiosamente, en la no-utilidad, en la no concreción (casa 6) llegamos a experimentar lo absoluto, aún siendo una casa del yo (temperamento agua y situación en la carta).
Soy tanto yo mismo que soy parte de Todo.

Aparte de la Casa en el eje en que cada uno tiene los Nodos, es importante también considerar los aspectos a nuestros planetas y en eje de signos en el que están situados. Los signos definen cualidades que están a nuestra disposición.

Artículos Relacionados

  • Beneficios de la numerología
    Los beneficios de la Numerología son muy diversos pero, en esencia, podemos...
  • Carta Astral
    La carta astral es un estudio de nuestra vida, el astrólogo interpreta el...
  • Libra y la Salud
    Los Libra tienen como punto débil de su salud: la vejiga, la próstata, los...