La soja, la proteína vegetal

La soja o soya es la legumbre con mayor concentración de proteínas vegetales superando incluso a alimentos animales como la carne, el huevo o la leche.

La soja es originaria de China y Manchuria. Existen datos de que los chinos comenzaron a cultivarla hace diez mil años.

La soja: proteína vegetal de calidad

La concentración de proteínas en la soja es la mayor de todas las legumbres pero hemos de destacar también su calidad.
Las proteínas vegetales suelen tener un bajo contenido en aminoácidos esenciales pero no es el caso de la soja. Su contenido en Metionina es suficiente para nuestras necesidades.

Si la comparamos con otros alimentos, la soja, a igual peso, contiene el doble de proteínas que la carne, 4 veces las proteínas del huevo y 12 veces las de la leche.

Es una legumbre rica especialmente en potasio y fósforo. Contiene vitaminas A, B, C, D y G, así como enzimas estimulantes de la función digestiva.

También aporta gran cantidad de calcio, magnesio, hierro y cobre, y es una de las fuentes más ricas en lecitinas, sustancias imprescindibles para las células ya que disuelve el colesterol malo o exceso de este y ayuda a la asimilación de las vitaminas.
Es un sustituto eficaz de las proteínas animales sin contraindicaciones.

Productos obtenidos a partir de la soja

Además de su riqueza en nutrientes y proteínas su versatilidad en la cocina es increíble. A partir de la soja podemos obtener muchísimos productos: el tofu, el tempeh, el miso, la salsa de soja, germinados, leche de soja y soja deshidratada (ideal para hacer "carne picada" y albóndigas)

Así pues, es uno de los alimentos más importantes para las personas vegetarianas.
Con razón los japoneses la llaman la "carne sin hueso".

Las personas que no pueden o no quieren tomar lácteos tienen en la soja una fuente inagotable de posibilidades ya que hoy en día se fabrican, en casi todos los países, leches y yogures de soja.

La soja y el colesterol

En los países con personas con altos índices de colesterol tratan de promocionar su consumo ya que es una buena alternativa para aquellos que necesitando un buen nivel de proteínas, en cambio, desean disminuir sus altos niveles de colesterol y ácido úrico.

En este artículo nos hemos centrado en la soja y la proteína. Sus propiedades medicinales (menopausia, cáncer, osteoporosis, riñones y enfermedades cardiovasculares) son realmente muchas y muy interesantes y por eso las iremos comentando, poco a poco, dentro de la sección Enfermedades y Remedios.

Artículos Relacionados