La Ciática

La ciática suele ser un dolor intenso de instauración brusca que incapacita para realizar las tareas más simples, generalmente la ciática no es peligrosa.

Definición de la ciática

La ciática es la inflamación del nervio ciático a causa de un espasmo muscular o un pinzamiento del nervio. Se presenta como un dolor agudo que empieza en la zona lumbar, baja por la nalga, por la parte posterior del muslo, pantorrilla y puede llegar hasta el pie.

Interpretación emocional de la ciática

Se sufre un intenso dolor relacionado con la expresión de nuestra energía motriz a medida que se desplaza por el mundo (las piernas) La dirección de nuestra vida nos produce un dolor que no queremos reconocer de una manera consciente.

El nervio ciático recorre el trayecto del meridiano de vejiga, que controla la liberación de la energía de los antiguos recuerdos. Hay dificultad para abandonar creencias, hábitos o planteamientos ya caducos, representando un miedo al cambio.

Emoción positiva de la ciática

Los cambios que se nos presentan en la vida, no tienen porque ser negativos. Hay que aceptarlos y dejarse fluir ante la sabia energía que nos dirige.
¿Cuál es el cambio a hacer?

Fitoterapia para la ciática

  • Harpagofito o garra del diablo: esta planta africana es un antiinflamatorio imprescindible en nuestro botiquín ya que ayuda a calmar el dolor sin perjudicar nuestro estómago (es lo que hacen muchos antiinflamatorios químicos)
  • Ulmaria: es un poderoso diurético que estimula secreción de orina en los riñones. Ayuda a eliminar del organismo el ácido úrico y los cloruros. Y es calmante en los dolores reumáticos y la gota.
  • Laurel: con su acción diurética ayuda a depurar el organismo. También es sudorífico expulsando por medio de la piel, desechos y toxinas. Su aceite en uso externo calma los dolores reumáticos.

A nivel externo en la ciática

Los estiramientos de la cara posterior del muslo y de los glúteos podrán apaciguar el dolor. Las aplicaciones de calor (mejor seco, por ejemplo una esterilla eléctrica, una lámpara de infrarrojos o sacos de huesos de cereza calentados en el horno) serán de gran ayuda.
Otro cuidado que podremos aplicar para la ciática será la arcilla verde (con agua fría) para cooperar con la desinflamación del nervio.

Algunos médicos y especialistas recomiendan para la ciática las vitaminas del grupo B ya que han observado un efecto relajante de los nervios y tendones.

La acupuntura, la homeopatía o la auriculoterapia son técnicas que nunca deberían faltar en el tratamiento de esta disfunción tan dolorosa (ciática)

En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Artículos Relacionados