Terapia neural

La terapia Neural es un método de tratamiento de enfermedades causadas por trastornos en el sistema eléctrico del cuerpo, llamados campos de interferencia.

¿Qué es la Terapia Neural?

Terapia Neural significa tratamiento sobre el Sistema Nervioso Vegetativo (SNV)
Como terapia naturista, la finalidad de la Terapia Neural es facilitar los mecanismos de autocuración del organismo enfermo, y como terapia reguladora, lo hace para que él busque su propio orden individual e irrepetible, mediante estímulos inespecíficos en puntos específicos.

Las bases científicas de la Terapia Neural tienen inicios en las investigaciones de los rusos Pavlov y Speransky, y más tarde en la de los hermanos alemanes Huneke. Esta terapia se ejerce mayoritariamente en los países de habla germánica (Alemania, Austria y Suiza), y algunos de Latinoamérica (Colombia, México, Argentina, etc.) En otros países europeos y en los EUA la Terapia Neural es una práctica más minoritaria.

¿Cómo funciona la Terapia Neural?

Cualquier infección, inflamación, traumatismo, cicatriz, afección odontológica, etc. padecida en cualquier parte del organismo, así como afecciones psíquicas estresantes, puede actuar como un Campo Interferente que hará que la célula se debilite y enferme.

Así podemos entender como a partir de una intervención quirúrgica pueden aparecer "enfermedades que aparentemente no están relacionadas con esa operación" como alergias, migrañas, dolores o estreñimiento; o cómo un niño que ha padecido muchas amigdalitis y ha recibido diferentes tratamientos supresores acaba padeciendo de asma al cabo de unos años, etc.

Para neutralizar estas irritaciones se utiliza un anestésico local muy diluido (generalmente clorhidrato de procaína al 1 o 0.5%), que posee un alto potencial eléctrico (290 milivoltios) y se inyecta en microdosis los puntos del sistema nervioso que se considera que están más irritados y que podrían ser factores determinantes en la enfermedad. La procaína repolariza y estabiliza el potencial de membrana permitiendo así recuperar y estabilizar el SNV.

¿Cuánto se tarda en mejorar con la Terapia Neural?

terapia neural

La mejoría lograda con la Terapia Neural puede ser inmediata y suele aumentar con la repetición, hasta llegar a la ausencia de síntomas. A diferencia de la terapéutica farmacológica, en la que el organismo acaba por habituarse a la droga siendo necesaria cambiarla o aumentar la dosis para lograr efectos similares, aquí la mejoría suele ser cada vez más duradera y los síntomas menos intensos, debido en parte a que se actúa sobre un punto del SNV cada vez menos irritado.

La Terapia Neural actúa también vía refleja (cuti-visceral, víscero-visceral, somato-psíquico, etc.)

¿Existen efectos secundarios?

Si la procaína que se utiliza está totalmente libre de conservantes, las reacciones adversas son extremadamente raras. No obstante, pueden darse reacciones inflamatorias en los puntos de inyección, que suelen remitir espontáneamente en menos de 24 o 48 horas. Estas reacciones acostumbran a ser, aunque molestos, signos autocurativos.

A veces las reacciones son a distancia, por ejemplo, después de tratar a una persona que acude por asma alérgico, pueden reaparecer unas amigdalitis como las que había tenido en su infancia, y esto nos puede indicar que esas anginas de repetición son una de las causas de su asma actual (campo interferente) y son el siguiente punto al que debemos ir. Se aconseja no suprimir de entrada esas reacciones con fármacos.

¿A quién va dirigida la Terapia Neural?

La Terapia Neural puede resultar extremadamente eficaz para cualquier persona, incluidos niños lactantes y mujeres embarazadas. No obstante, deben evitarse las inyecciones profundas en las personas con problemas de coagulación.

El profesional en Terapia Neural

La experiencia acumulada por numerosos profesionales con cientos de miles de pacientes hace que esta sea una terapia segura si se es un buen conocedor de la técnica. Por cuestiones legales sólo pueden inyectar médicos y diplomados en enfermería.

Conclusiones sobre la Terapia Neural

La curación es un proceso en el que intervienen también los cambios que la persona tiene oportunidad de hacer merced a la concientización de lo ocurrido, tanto en el proceso de enfermar como en el de sanar.

Debemos ser consecuentes y seguir con ese diálogo que iniciamos con el Sistema Nervioso Vegetativo, desaconsejando la reducción de la Terapia Neural a tratamientos sintomáticos y locales. Gracias a los procesos de memoria del organismo, observamos con frecuencia que cuando neutralizamos una irritación principal (campo de interferencia), nos aparecen otras.

Es lo que se llama el salto del campo o un "Diálogo con el Sistema Nervioso", y nos indica el siguiente foco de irritación al que debemos dirigirnos.
Y así, conversando con la totalidad del SER, a veces se llega a la propia esencia.

Artículos Relacionados