Soñar con fuego

Soñar con fuego tiene muchísimos detalles a tener en cuenta ya que son los que matizarán si estamos ante un cambio positivo o muy destructivo.

¿Por qué sentimos tanta admiración por el fuego?

El fuego es un fenómeno muy cautivador. Podemos estar horas y horas delante del fuego como si estuviéramos hipnotizados.

El ser humano siempre lo ha visto como un símbolo de protección frente al frío y la oscuridad. A nivel esotérico nos ayuda a encontrar solución a nuestras dudas y calmar nuestro temor. Nos da luz y calor cuando nos sentimos "apagados" y no "vemos" que podemos hacer ante determinada circunstancia.

También nos ayuda a cocinar, a elaborar herramientas, etc. por lo que también es fuente nutritiva.

Por otro lado también nos fascina su poder de destrucción.

Todos estos distintos factores nos hacen necesitarlo y temerlo.

Tu vida, ante un fuego controlado o ante un incendio puede cambiar en un minuto. Te puede salvar (ante un frío terrible) o te puede matar (un incendio)

Su capacidad de cambio es, pues, muy evidente.

¿Qué significa soñar con fuego?

El significado de soñar con fuego dependerá del contexto y detalles concretos. Soñar con fuego puede ser un símbolo de  destrucción pero también de transformación, de cambios, de viajes, de pasión, etc.

El fuego, como el de la hoguera de la noche de San Juan, suele indicar o servir para quemar lo "viejo" y mejorar. Tras la cosecha se suelen quemar los rastrojos para que la tierra vuelva a recuperar sus nutrientes y produzca, de nuevo, nuevas cosechas.

¿Indicará siempre cambios positivos?

Para empezar diremos que siempre indica posibles cambios, algo puede terminar y empezar otra fase o situación.

¿Cómo podemos saber como será ese cambio?

Aunque cada especialista pueda tener un criterio la verdad es que hay bastante coincidencia en los siguientes puntos:

Si el fuego nos está quemando: los cambios suelen ser duros ya que indica que no hemos manejado bien la situación (laboral, emocional, etc.) de la manera correcta. Algo nos está "quemando por dentro"
Quizá el cambio sea traumático pero, como siempre, si podemos aprender de los errores al final incluso podría ser un cambio positivo.

Encender un fuego: si es en un ambiente agradable es un cambio muy positivo ya que ese fuego indica que estamos creando un "clima" adecuado para ese nuevo proyecto, relación, etc.

Apagar el fuego: como siempre dependerá del "ambiente" del sueño. Si es algo radical o brusco puede significar que nuestro interés por algo ha terminado, que estamos enojados y que no hay posibilidad de diálogo.
En cambio, en positivo, podría indicar que hemos decido terminar con una fase de nuestra vida para poder "renacer de nuestras cenizas" y comenzar una nueva etapa.

¿Y si se quema nuestra casa o empresa?

Como hemos comentado anteriormente dependerá del contexto.
Si nos vemos, al soñar con fuego, tranquilos puede significar un cambio de casa, de actividad laboral o grandes cambios positivos que afecten a estos ámbitos.

Resumen sobre qué significa soñar con fuego

El fuego puede favorecer los cambios. Podemos hacerlos de forma controlada (como quemar rastrojos del campo) y abrir nuevas perspectivas o puede hacerse sin control y provocarnos sufrimiento a nosotros o a los demás (quemar el bosque por falta de control)

Artículos Relacionados