Sítomas de la Endometriosis, causas y tratamientos

La endometriosis es un trastorno, relacionado con desequilibrios hormonales, que sufren miles de mujeres y que empeora muchísimo su calidad de vida.

¿Qué es la endometriosis?

La endometriosis es un trastorno en el cual fragmentos de tejidos idénticos a los del endometrio se reproducen en otras zonas (ovarios, trompas, peritoneo, colon, etc.) Estos tejidos también se han encontrado en cicatrices quirúrgicas en distintos lugares del cuerpo (pulmones, ojos, etc.)

El problema es que estos tejidos se comportan como si pertenecieran al endometrio y por lo tanto también se ven afectados por la menstruación. Producen sangrado, dolor, pequeñas cicatrices, adherencias y todo tipo de molestias aunque hay personas que no notan ningún dolor.

Causas o etiología de la endometriosis

Hasta la fecha aún no hay una causa clara que cause la endometriosis. Aunque hay diversas opiniones (algunos autores hablan de un problema inmunitario), la mayoría parecen coincidir en un desequilibrio entre los niveles de estrógenos y progesterona.

El estrés continuo; el uso de la píldora anticonceptiva; dioxinas en el medio ambiente; chicas que menstrúan a edades muy tempranas; embarazos a edades muy tardías; mala eliminación de los estrógenos y receptores de estrógenos muy activos son algunos de los factores que podrían provocar o desencadenar este desequilibrio hormonal y provocar la endometriosis.

Síntomas de la endometriosis

  • Algunos de los síntomas más habituales en la endometriosis son:
  • Menstruaciones que pueden ser muy abundantes y dolorosas (no todas las menstruaciones con estos síntomas implican endometriosis)
  • Infertilidad (como resultado del desarreglo hormonal)
  • Relaciones sexuales dolorosas.
  • Dolor cuando vamos al baño (al orinar o/y al defecar)
  • Dolor lumbar.

Fitoterapia o plantas medicinales para la endometriosis

Algunos especialistas comienzan por hacer una limpieza o depuración general: una infusión de Cola de caballo, Diente de león y Boldo (tres tazas al día durante una semana) puede ser un buen comienzo.

El equilibrio hormonal es un tema bastante complejo y a veces el profesional debe de probar con varias plantas hasta encontrar la más adecuada para cada caso. En muchos casos la planta Agnus castus (Suzgatillo) suele ir muy bien pero en cambio otras mueres con endometriosis observarán sentirse mejor al tomar Ñame Silvestre, Cimífuga, o Dong Quai (Angélica) En general se habla de que la toma de fitoestrógenos (isoflavonas de soja o soya, Onagra o Primrose, etc) naturales suele regular este desequilibrio hormonal.

Cada caso, por desgracia, reacciona de un modo distinto y lo que a una persona mejora a otra puede empeorar. En general si damos con la planta adecuada podemos mejorar bastante nuestra calidad de vida.

Lo ideal es que, en casos de endometriosis, busquemos una mezcla de plantas medicinales adecuada a los síntomas que tenemos a fin de no tener que tomar demasiados remedios a la vez (Un ejemplo: Valeriana para los espasmos menstruales; hojas de frambuesa para reglas dolorosas; Ortiga para reglas demasiado abundantes; etc.) El médico o especialista en fitoterapia tras ver nuestro caso en particular será el que nos recomiende las plantas medicinales adecuadas.

Dieta o nutrición en la endometriosis

  • Hay una serie de consejos que son básicos para la medicina naturista:
  • Eliminar las grasas saturadas. El exceso de lácteos, las margarinas hidrogenadas, y todas las grasas animales ricas en grasas saturadas dificultan que el hígado degrade adecuadamente los estrógenos.
  • Cuidado con la carne ya que algunas pueden estar hormonadas (pedid información a vuestro médico)
  • Aumentar el consumo de fibra (frutas y verduras) ya que ayudan a eliminar esos estrógenos que ya han cumplido su vida útil y evitar así que vuelvan al torrente sanguíneo y sean captados por los receptores de estrógenos. Su efecto antioxidante también ayudará a que no se oxiden las grasas y no se conviertan en colesterol (la materia prima de los estrógenos) Si nuestra dieta es desequilibrada podemos tomar algún multivitamínico natural (sin ningún aditivo)
  • No pasar más de cinco horas sin comer ya que la hipoglucemia agrava estos casos de endometriosis. El exceso de insulina también se perfila como un enemigo de cualquier desequilibrio hormonal. Tres comidas principales y dos pequeñas o tentempiés (si desayunamos muy temprano y cenamos muy tarde) suele ser lo ideal.
  • Mejorar nuestra digestión. Cuando comemos más equilibradamente; poco a poco y eliminamos los alimentos que nos hinchan (cada persona debe de ir observando como se siente tras cada comida) siempre eliminaremos mejor los residuos que puedan producir o agravar las inflamaciones.
  • Dos cucharadas soperas de semillas de lino o linaza al día nos aportarán mucha fibra y omega 3 (entre otras cosas) favoreciendo así un mejor equilibrio hormonal.

Endometriosis y terapias naturales

  • Homeopatía. Nos ayudará a tratar de un modo natural todos los síntomas que provoca la endometriosis sin tener que tomar tantos medicamentos.
  • Acupuntura. Al igual que la homeopatía nos ayudará a mejorar nuestro estado, en general.
  • Yoga u otra técnica de relajación. El yoga nos ayuda a relajarnos mejorando a la vez nuestra respiración y nuestra elasticidad. Ayudará a mejorar la calidad de vida de estos pacientes ya que además disminuye sus altos niveles de estrés. Al estrés de la vida diaria ellas además tienen el de no sentirse bien.

Otros consejos y remedios naturales para la endometriosis

  • Cuidado con los plásticos en contacto directo con la comida caliente (sobre todo si es grasa) Esto es muy habitual en la gente que cocina con microondas.
  • Precaución con determinados medicamentos como la píldora anticonceptiva y otros. Nunca hemos de automedicarnos y menos en casos de Endometriosis ya que algunos medicamentos pueden aumentar nuestros niveles de estrógenos. En general intentaremos evitar el tomar medicamentos si no son imprescindibles. Siempre hay que buscar la opinión del médico.
  • Aplicar sobre el abdomen una compresa con aceite de ricino (durante toda la noche) si estamos con calambres abdominales o espasmos. Se suele conseguir en las farmacias (pedid consejo allí sobre como aplicarlo)
  • Practicar a diario ejercicio físico de forma suave. Al igual que el Yoga practicar un poco de ejercicio (tan simple como caminar un poco cada día) favorece que baje nuestro nivel de estrés; se regule un poco nuestro nivel de insulina y baje nuestro exceso de estrógenos (si lo hay)
  • Utilizar compresas en lugar de tampones ya que estos pueden agravar el reflujo (que según algunos autores es el culpable de la endometriosis) y podrían aumentar, en algunos casos el dolor y los calambres.
En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Artículos Relacionados