¿Existen tratamientos naturales para las jaquecas?

Si ya estás cansada de tus jaquecas constantes deberías de leer este artículo ya que es muy importante entender que solo son un síntoma y no el problema.

Tratamiento habitual

La mayoría de personas con tendencia a jaquecas y migrañas suelen utilizar como tratamiento único los medicamentos del tipo aspirinas, Ibuprofenos, etc.

Suelen calmar el dolor y las molestias pero como no trata la causa… tendremos el problema el resto de nuestra vida. El médico te suele "animar" diciéndote que cada uno tenemos un punto débil y que es tuyo es ese y aún da gracias que podría ser uno peor.

Muchos pacientes, por suerte, empiezan a buscar más allá. Les gustaría saber porqué tienen esa tendencia y, sobre todo, qué pueden hacer para erradicar el problema.

Distintas causas de las jaquecas

  • Alimentarias: es una de las causas más habituales. Muchas personas observan que cuando toman determinados alimentos aparecen las jaquecas. El queso Cheddar, el yogur, los plátanos y el chocolate son algunos de los alimentos que suelen provocar o empeorar más estos casos. Algunos autores dicen que es por su contenido en Tiramina.
    La cafeína (presente en el café, té y yerba mate) también es, junto al Glutamato monosódico y el alcohol, uno de los responsables del problema. No descartemos algún tipo de alergia alimentaria (al gluten, a los lácteos, etc.).
  • Deshidratación: algo tan simple como beber más agua al día (mínimo un litro y medio) puede beneficiarnos en muchos casos.
  • Tensión nerviosa: la tensión en la zona cervical dificulta el riego sanguíneo de la cabeza y suele crear todo tipo de jaquecas, migrañas, etc.
  • Efectos secundarios de algunos medicamentos: si la jaqueca nos ha aparecido de repente revisemos los prospectos de los medicamentos que estemos tomando. Podría ser alguno de ellos.
  • Estreñimiento: cuando tendemos a ir mal al baño nuestro organismo tiende a llenarse de toxinas. La gente mayor dice que es "porque tienes la sangre sucia".
  • Cuidado con la hipoglucemia: las personas que se saltan alguna comida y que toman demasiados hidratos de carbono refinados también tienden a estos problemas.
  • Estados gripales, sinusitis, etc.

Terapias naturales

La mejor terapia natural será… la que trate la causa real de nuestro problema.

Así, personas con un estreñimiento crónico han visto desaparecer o mejor muchísimo su jaqueca tras una Hidroterapia del colon. Si es tensional nos puede ir muy bien un tratamiento local sobre la zona (masaje, osteopatía, Quiropraxia, etc.) o uno relajante (yoga, estiramientos, meditación, etc.).

La acupuntura y la homeopatía también buscan individualizar el problema… y el tratamiento.

Suplementos para la jaqueca

  • Magnesio: ideal en las jaquecas de origen tensional ya que es un gran relajante muscular. Como hay muchos tipos de magnesio lo ideal es pedir consejo al médico o al terapeuta.
  • Vitamina B: la toma de vitamina B2 suele aliviar las jaquecas. La vitamina B6 también ya que puede elevar los niveles de serotonina. Lo ideal es tomar, a la vez, todo el grupo de las vitaminas B ya que así no provocaremos un déficit de las otras.

Plantas medicinales y dolores de cabeza

  • Jengibre: ideal cuando vemos que la causa suele ser los problemas digestivos.
  • Pasiflora, Lavanda y Valeriana: en las jaquecas producidas por nervios.
  • Corteza de Sauce: de aquí salen los principios activos de la aspirina. Ideal cuando se trata de dolores de cabeza provocados por resfriados, gripes, sinusitis, etc.
  • También podríamos tomar Propóleo y Echinacea debido a su efecto sobre las defensas.
  • El Tanacetum parthenium: su efecto antiinflamatorio es la clave de su eficacia en migrañas y cefaleas.

Otros consejos

Aplicar una gotita de aceite esencial de Lavanda, o de menta piperita o de Albahaca sobre la zona de la cabeza donde tenemos la molestia suele ser de grandísima ayuda. Cuidado con no ponerla cerca de los ojos y que sea un aceite esencial natural.

En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Artículos Relacionados