El Yogur

El yogur es muy conocido por sus propiedades o beneficios sobre nuestra flora intestinal, su rico sabor y por aportar mucho calcio a nuestros huesos.

Origen del yogur

Se cree que el consumo del yogur es anterior incluso a la agricultura. Los pueblos nómadas transportaban la leche de su ganado en recipientes de piel de cabra por lo general. Durante el viaje, el calor y el contacto con la piel de cabra favorecía la reproducción de las bacterias encargadas de fermentar la leche y estas se encargaban de convertirla en una masa coagulada y semisólida.

Una vez el fermento era consumido, se rellenaban de leche los recipientes, de nuevo, y gracias a la temperatura, la piel de cabra y los restos de la anterior fermentación, la leche volvía a convertirse en yogur.

Así es como, gracias a su facilidad de transporte y conservación, el yogur pasó a ser un alimento básico para los pueblos nómadas.

Propiedades del yogur

Una de las propiedades del yogur de mayor relevancia  es la capacidad que tiene para ayudar al organismo a regenerar la flora intestinal, que suele verse dañada debido  a una mala alimentación, infecciones, el consumo excesivo de antibióticos…

Un buen equilibrio en la flora intestinal es importante para prevenir problemas del tracto intestinal como los casos de estreñimiento y diarreas. También está relacionada la buena salud de nuestro sistema inmunológico con el equilibrio de nuestra flora intestinal.

El yogur hace que la leche sea más fácil de digerir pudiendo ser consumido por aquellas personas que sea intolerantes a la leche.

También contiene una cantidad importante de calcio, mineral imprescindible para la buena salud de nuestros huesos.

Información nutricional

Es una estupenda fuente de fósforo, calcio y magnesio, minerales que son importantísimos para nuestro sistema óseo.  Lo curioso es que se encuentran en mayor cantidad en el yogur que en la leche. Por cada 100 g de yogur obtendremos 180 mg de calcio, 240 mg de potasio y 17 de magnesio.

Así como al fermentar la leche aumenta su cantidad de los minerales que he nombrado, su proporción de colesterol queda reducida.

¿Sabías que…?

El yogur es un alimento ideal para tomar como desayuno ya que ayuda al intestino y a prepararse para recibir los posteriores alimentos del día. Aunque también puede tomarse a cualquier hora del día, ya sea como merienda, para picar o como postres después de las comidas.

Artículos Relacionados