El Chitosán

El Chitosán es ideal como quemagrasas cuando quieres perder unos cuantos kilitos pero buscas una ayudita para que los efectos de tu dieta sean más rápidos.

¿Qué es el Chitosán?

El Chitosán es una fibra de origen marino derivado de la chitina, o quitina, sustancia que se encuentra en los esqueletos de los crustáceos, como los cangrejos, camarones, gambas, etc. El Chitosán fue descubierto en el año 1859.

¿Cómo actúa el Chitosán?

El Chitosán actúa como una especie de gel (es rico en fibra soluble) que dificulta la absorción de grasas en el intestino delgado. Una teoría es que su carga positiva atrae a parte de las moléculas grasas, con cargas negativas. El cuerpo de este modo eliminaría más fácilmente estas grasas antes de que hayan empezado a asimilarse.

Un auténtico quemagrasas

Si por algún motivo el Chitosán se ha popularizado es por ser un buen quemagrasas. Perder peso o adelgazar son palabras que van siempre unidas al Chitosán. Normalmente la gente pierde peso poco a poco pero de forma continua.

Su capacidad para dificultar la absorción de grasas hace que perdamos peso ya que nuestra ingesta calórica disminuye considerablemente. Como siempre es importante cuidar la dieta y practicar ejercicio físico para que los efectos sean mucho más rápidos.

Otras indicaciones o propiedades

Además de actuar como quemagrasas para ayudarnos a perder peso el Chitosán tiene otras indicaciones o propiedades para la salud muy interesantes:

  • Reduce o baja el colesterol: la facilidad para capturar o eliminar grasas provoca también una reducción del colesterol "malo" o LDL y un aumento del "bueno" o HDL.
  • Combate la hipertensión arterial: algunos estudios dicen que esto es debido a que el Chitosán podría reducir la absorción de Sodio. Esto funcionaría, especialmente, en aquellos hipertensos donde hay un claro exceso en el consumo de sal.
  • Candidiasis: personas con candidiasis han observado una gran mejoría de su estado general. Todo parece indicar que dificulta la proliferación de hongos y bacterias.
  • Osteoporosis o problemas de falta de Calcio: el Chitosán podría aumentar la asimilación o absorción del calcio.

Precauciones con el Chitosán

No hemos de olvidar que el Chitosán es el caparazón de crustáceos por lo que deberían abstenerse de tomarlo aquellas personas alérgicas al marisco.

Ante cualquier duda lo ideal es pedir siempre el consejo del médico o especialista.
Algunos autores dicen que su abuso podría dificultar también la absorción de grasas esenciales y otros nutrientes. Como siempre lo sensato es respetar la dosis recomendada por el fabricante y el doctor o especialista.

Presentación del Chitosán y donde se puede comprar

En la mayoría de países el Chitosán se suele presentar en forma de cápsulas y se puede comprar en farmacias y en herbolarios o comercios de productos dietéticos.
La dosis dependerá de cada paciente y de la concentración o dosificación del fabricante.

Artículos Relacionados