Recursos naturales y desarrollo sostenible

La ONU trabaja para promover el desarrollo sostenible de recursos naturales renovables, a través del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales.

Las Naciones Unidas y los recursos naturales

La energía y los recursos naturales son de gran importancia para los países. Debido a esto, las Naciones Unidas se preocupa de la gestión de estos recursos naturales, especialmente en los países en desarrollo.

En 1952, la Asamblea General declaró que los países en desarrollo tienen "el derecho de disponer libremente de sus recursos naturales" y que deben ser utilizados para realizar sus planes de desarrollo económico de acuerdo a sus intereses nacionales.

¿Cómo se apoyó esta labor?

Se estableció dentro del Consejo Económico y Social (ECOSOC), el Comité de Energía y Recursos Naturales para el Desarrollo, el cual está formado por 24 expertos propuestos por los gobiernos con dos grupos de doce miembros cada uno.

Este Comité formula directrices y políticas para el ECOSOC y los gobiernos, en conjunto con la Comisión de Desarrollo Sostenible.

Asimismo, el Subgrupo de Energía exaamina las cuestiones relativas a la ordenación integrada de las tierras y las aguas y coordina las actividades del sistema de las Naciones Unidas con relación a este tema.

Uno de los recursos naturales más importantes es el agua

Actualmente, el 20 % de la población carece de agua suficiente y para el 2025 esa cifra aumentará al 30 %, afectando a 50 países.
La crisis de este recurso es debida principalmente a factores tales como:

  • La ineficiencia de su uso.
  • La degradación por la contaminación.
  • La explotación excesiva de las reservas de aguas subterráneas.
  • La creciente demanda de agua para satisfacer las necesidades humanas, del comercio y de la agricultura.

Las Naciones Unidas se ocupan de la crisis de este recurso desde 1977 en la "Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Agua" y tratando posteriormente el tema en la Conferencia Internacional sobre los Recursos Hídricos, de 1992, la Cumbre para la Tierra de 1992, y el Decenio Internacional de Agua Potable y el Saneamiento Ambiental, de 1981 a 1990. Durante este decenio se ayudó a alrededor de 1300 millones de personas de países en desarrollo a obtener acceso al agua potable.

¿Cómo aprovechar mejor estos recursos hídricos?

La ONU trabaja para promover el desarrollo sostenible de recursos naturales hídricos frágiles y no renovables, a través del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales cuenta con un programa de cooperación técnica para aprovechar los recursos hídricos.

Por su parte, los organismos especializados de las Naciones Unidas también tratan esta cuestión de acuerdo a sus ámbitos de acción, por ejemplo, la FAO promueve el aprovechamiento eficiente y la conservación del agua con el fin de lograr la seguridad alimentaria, mientras que PNUD y Banco Mundial colaboran en el Programa Conjunto de Agua y Saneamiento.

Al igual que el agua los recursos energéticos son cada vez más demandados, por lo que en un futuro cercano será imposible abastecer la demanda de los mismos. Debido a esto, el Programa 21 hace hincapié en que es necesario utilizar todas las fuentes de energía de manera que se proteja la atmósfera, la salud humana y el medio ambiente.

¿Y en cuánto al consumo desigual de energía?

Un problema de gran importancia es el de la desigualdad en el consumo de energéticos. En el 2050, el consumo de combustibles fósiles se habrá duplicado en los países desarrollados, mientras que más de 1800 millones de personas, principalmente de zonas rurales de países en desarrollo, aún no tendrán acceso a servicios comerciales de energía.

Muchas entidades de la ONU trabajan en una gran variedad de proyectos y programas en el sector de la energía que incluyen en actividades de enseñanza, capacitación, concienciación y fomento de la capacidad.

Con relación al medio ambiente, el Programa de Energía del PNUMA se enfoca a las consecuencias de la producción de la energía y su uso, en el cambio global del clima y local, así como la contaminación del aire.

Este programa del PNUMA se preocupa por la energía renovable, la eficiencia de la energía, el transporte, las finanzas de la energía.

Artículos Relacionados