Ganglios inflamados, causas y tratamiento natural

Los ganglios inflamados además de una molestia son una señal de que nuestro sistema linfático está intentando deshacerse de una serie de toxinas.

¿Qué son los ganglios?

Un ganglio es un conjunto de células que forman una estructura orgánica de aspecto redondo u ovalado, que puede variar de pocos milímetros a medir hasta 2 cm.

Los ganglios pertenecen al conjunto del sistema linfático o inmunitario y se reparten por toda la red linfática, que circula por todo el cuerpo paralela al sistema circulatorio.

Generalmente lo ganglios se sitúan formando grupos ganglionares, y se localizan principalmente en cuello, axilas e ingles.

Funciones de los ganglios

  • Filtrado de la linfa: En la linfa circulan partículas de polvo, metales, restos celulares, bacterias, células malignas etc. A medida que avanza, la linfa atraviesa distintos grupos ganglionares, que realizan una función de filtrado, limpiándola de estas sustancias.
  • Espesamiento de la linfa: La linfa esta compuesta principalmente por agua y proteínas, además de sales minerales y moléculas de grasa. Una vez en el ganglio, el 40% del flujo linfático formado por agua y macromoléculas, atraviesan las paredes de los vasos sanguíneos del ganglio para incorporarse de nuevo a la circulación sanguínea.
  • Forman parte del sistema inmunitario. Dentro de los ganglios encontramos varios tipos de células que se encargan de la defensa inmunitaria del organismo que se activan cuando el sistema inmune detecta la presencia de algún tipo de antígeno.
  • Enlentecen el flujo linfático de forma que las funciones anteriores se lleven a cabo al actuar como caudal linfático.

Problemas más habituales

En la mayoría de los casos cuando observamos los ganglios inflamados indica que el sistema inmune está actuando contra un agente externo (virus, bacteria…)

Las infecciones pueden ocurrir por resfriados, gripe, infecciones dentales, otitis, amigdalitis, heridas cutáneas o enfermedades de transmisión sexual. También debido a enfermedades autoinmunes (artritis reumatoidea, lupus…), así como por la suministración de vacunas o de medicación. En casos muy raros, la inflamación puede ser debida a un tumor o cáncer.

Al detectar uno o varios ganglios inflamados es importante identificar si la inflamación ha sido súbita y dolorosa al tacto, o bien indolora y ha ido creciendo con el tiempo. En este segundo caso, es importante acudir al médico cuanto antes.

Alimentación indicada en caso de ganglios inflamados

Conocer la procedencia de los alimentos que ingerimos ayuda a minimizar la entrada en nuestro organismo de contaminación alimentaria. Es recomendable alimentarse, mayoritariamente, de alimentos procedentes del reino vegetal con garantía ecológica.

Se sugiere

  • Escoger frutas y verduras ecológicas libres de pesticidas y herbicidas.
  • Consumir algas marinas por sus propiedades nutricionales
  • Evitar los alimentos refinados (pan, harina, pasta y arroz blancos) y consumir hidratos de carbono en forma de grano integral (arroz integral, quinoa, mijo, bulgur...)
  • En el caso de comer carne, huevos y lácteos, escoger productos procedentes de granjas ecológicas, donde los animales no han sido sometidos a tratamientos con hormonas.
  • Seleccionar pescados de mar procedentes de aguas profundas puede ayudar a evitar ganglios inflamados ya que esos peces contienen menos metales pesados.

Depuración con Sales de Schüssler

Las Sales de Schüssler son 12 sales que forman parte del cuerpo humano, que en caso de carencia, provocan desajustes en el organismo. Para tratar los ganglios inflamados, las sales adecuadas son:

  • Sal nº 10 Natrium Sufuricum: Esta sal actúa como purificadora del organismo.
  • Sal nº 12 Calcium Sulfuricum: Esta sal actúa sobre los inflamación del ganglio, drenando el sistema y despejando el estancamiento linfático.
  • Sal nº 1 Calcium Fluoratum: En caso de ganglios muy endurecidos esta sal actúa ablandando el tejido.

Otras terapias para los ganglios inflamados

Es importante mantener los ganglios descongestionados y que la linfa no quede estancada. Para ello, llevar una buena alimentación y hacer deporte es muy necesario. Algunas terapias pueden, además, ayudar a descongestionar el organismo:

  • Drenaje linfático: Con esta terapia ayudamos a mover la linfa hacia su desagüe.
  • Reflexología: Esta técnica ayuda a equilibrar los aparatos y sistemas del cuerpo.
  • Terapia con ventosas: Las ventosas son una magnifica terapia para movilizar la sangre y la linfa y ayudar a desintoxicar el organismo.
  • Aceite esencial de menta Japonesa: Frotar los ganglios inflamados con este aceite, suele ser de gran ayuda. También se puede valorar la conveniencia de tomar 2 ó 3 gotas de ese aceite dos o tres veces al día (consultar al especialista)
En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Artículos Relacionados