Fibromialgia y Psicología

La Fibromialgia se caracteriza por un cuadro de dolor crónico musculoesquelético generalizado, benigno, de origen no articular y causa desconocida.

¿Qué es la Fibromialgia?

La Fibromialgia es una enfermedad caracterizada por dolores musculo-esqueléticos, con hipersensibilidad. Es frecuente que esta enfermedad se relacione con fatiga persistente, sueño no reparador y síntomas de ansiedad y bajo ánimo.

¿Cómo afecta a la calidad de vida?

A causa de los dolores crónicos y persistentes, la vida de las personas que padecen esta enfermedad gira alrededor de sus molestias, y sus pensamientos recurrentes que influyen negativamente en la percepción subjetiva del mismo.

La Fibromialgia limita la calidad de vida, generando síntomas psicológicos y emocionales, relacionados con la ansiedad y el bajo ánimo. Las personas con ésta enfermedad se perciben a sí mismas limitadas por sus dolores, formándose un bajo autoconcepto de sí mismas, no viéndose capaces de vivir una vida normal, en cuanto al trabajo y las relaciones.

Además, una actitud común de éstas personas es sentirse víctima de su enfermedad, incapaz de superarla, y resignada al sufrimiento y a una vida mermada.

¿Cómo ayudar a una persona con Fibromialgia?

En primer lugar, la persona que padece Fibromialgia tiene que aprender a aceptar la enfermedad, organizando su vida y reconociéndose capaz de seguir adelante, cuidándose y manejando el dolor, sus actitudes y emociones.

Desde la intervención psicológica, la terapia ayuda a las personas que sufren ésta enfermedad, enseñándoles a identificar los pensamientos, emociones y actitudes, que aumentan el malestar psicológico, influyendo en la percepción subjetiva del dolor.

Por otro lado, en la terapia, se identifican las ganancias secundarias del dolor, es decir, aquellos beneficios que de forma inconsciente se obtienen del dolor crónico, por ejemplo, la atención, apoyo, protección y acogimiento de los seres queridos, el aumento del sentimiento de víctima y la actitud pasiva ante la vida.

Además, la terapia enseña técnicas para el control y disminución del dolor.

¿Qué técnicas se pueden aprender en una Terapia Psicológica?

Las técnicas para el control, manejo y disminución del dolor, están basadas en la relajación y disminución de la ansiedad.

Éstas pueden ser técnicas sugestivas y de hipnosis, que capacitan a la persona enferma para el control del dolor y un manejo eficaz ante los síntomas de ansiedad.

Además, las técnicas cognitivas, permiten a la persona descubrir y reestructurar sus creencias irracionales acerca de la enfermedad y el dolor; Aprendiendo una interpretación subjetiva del dolor, más saludable y llevadera.

Mediante técnicas emocionales, pueden aprender a sentirse bien consigo mismo, consiguiendo un equilibrio emocional óptimo, que potencie un adecuado autoconcepto y autoestima, para que la persona retome las riendas de su vida, sin que la enfermedad lo haga por ella.

¿Qué hace la persona con fibromialgia con la ayuda de la Psicología?

Técnicas de relajación y de respiración. Para empezar a conectar con el cuerpo de una forma constructiva, concentrándose en lo que "Yo que tengo Fibromialgia me puedo dar", en vez de lo que "el cuerpo me debería dar a mi".

Psicoterapia. Para empezar a tener una relación sana con uno mismo.

Darse cuenta, del papel activo que tiene uno mismo en la construcción de su propia vida.

Si quieres que los otros cambien (actitud muy frecuente en la Fibromialgia) empieza a atreverte a mirar en ti misma y como funcionas, ya que acostumbras hacer contigo lo mismo que ves que los otros hacen contigo (no escucharte, no hacerte caso...).

  • Darse cuenta de que los cambios se tienen que hacer en primera persona.
  • Aprender a crear en vez de victimizar o acusar (las personas con fibromialgia se sienten constantemente atacados y ofendidos por los demás).
  • Darse cuenta de la importancia de aprender a cuidar de si mismas.
  • Darse cuenta de la importancia de manejar las emociones de una forma sana, para poder exteriorizarlas sin herir (expresar en vez de esperar que el otro se de cuenta...).
  • Darse cuenta de sus propias necesidades para poder expresarlas (decir no...).
  • Darse cuenta de que es lo que hacen para que las situaciones se repitan constantemente.
  • Darse cuenta de la importancia de aprender a valorar al otro y a uno mismo.

Artículos Relacionados

  • Ácidos grasos omega 7
    Los ácidos grasos omega 7 empiezan a conocerse, al igual que los omega 3 y 6,...
  • Centaury - Centaura
    Centaury o centaura está indicada para las personas con un exagerado afán de...
  • El Insomnio
    El insomnio es un desorden del sueño que impide dormir durante largos períodos...