Quitar el mal de ojo

En este artículo analizaremos el origen de la creencia del mal de ojo, los síntomas de padecerlo, como quitar el mal de ojo y si hemos de creer en ello.

¿Qué es el mal de ojo?

Mal de ojo se entiende por un mal que se recibe de otra persona que mira al "aojado" (víctima del mal de ojo), con una mirada intensa de odio, rabia o cualquier emoción negativa, pero especialmente envidia. Esta descarga de energía negativa se supone que tendrá efectos negativos en la vida del aojado.

Normalmente el mal de ojo no se considera como algo dirigido a posta, sino que ocurre por la fuerza negativa de la mirada. No confundirlo con una maldición, embrujo o maleficio, que son hechos en contra de otro/s de forma expresa.

Incluso se cree que ciertas personas pueden producirlo porque tienen mucha fuerza en la mirada y pueden afectar a los bebés, los cuales, según la tradición, son muy vulnerables al mal de ojo.

Historia del mal de ojo

El mal de ojo es una creencia que tiene alrededor de 5.000 años, ya que sobre esa fecha están datadas unas tablillas babilónicas, en escritura cuneiforme, en las que se hace mención al llamado ojo maligno.

En el antiguo Egipto también había una tradición del mal de ojo que podemos encontrar en el papiro "10083 deTebas" perteneciente a las Dinastías XX y XXIII, 1186 a C hasta 715 a.C. Los métodos de protección del mal de ojo para los bebés están bien detallados y descritos en el papiro. De ahí pasó a la cultura Griega, llegando hasta hoy día.

Síntomas del mal de ojo

Según la tradición, los síntomas del mal de ojo, tanto para adultos como para niños, son los siguientes.

  • En adultos
  • Insomnio, pesadillas, despertares bruscos y con estados de nerviosismo.
  • Pesadez, desgana, cansancio constante sin razón.
  • Torpeza mental, falta de concentración.
  • Ansiedad, presión en el pecho.
  • Pérdida de apetito, náuseas.
  • Nerviosismo, irritabilidad.
  • Estados depresivos.
  • En niños
  • Sueño que se interrumpe varias veces.
  • Llanto constante sin motivo aparente.
  • Pérdida del apetito.

Cómo quitar el mal de ojo

Para quitar el mal de ojo hay muchos amuletos, rituales y fórmulas que circulan por Internet. Algunas antiquísimas y otras dicen serlo sin ser cierto. Recomendar una fiable es imposible porque hay que tener fe tanto en el mal de ojo como en el sistema que se use para quitarlo.

Lo mejor en estos casos es creer en nuestra fuerza personal y capacidad de rechazar cualquier energía negativa a la que nos expongamos porque estamos rodeados de gente que nos ama o aprecia y nos transmite energía positiva, que es mucho más poderosa. Es un poder liberador la creencia de que estamos protegidos, antes que estar sujetos a las miradas de cualquiera que nos mire mal.

Mal de ojo ¿realidad o superstición?

Muchos de estos síntomas en adultos pueden corresponder a dos enfermedades hoy día muy conocidas, la ansiedad y la depresión. En culturas antiguas podían achacar estos síntomas al mal de ojo u otras artes mágicas .

En el caso de los niños hay muchas razones nada esotéricas que pueden causar momentáneamente todos estos síntomas, incluso dentro de los procesos normales de desarrollo del bebé. Quizás el desconocimiento de éstos, hasta no hace mucho, facilita la búsqueda de razones mágicas.

Pero eso no explica por qué en alguno de estos casos estos síntomas desaparecen después de aplicar los remedios contra el mal de ojo. No debemos olvidar que al fin y al cabo la depresión y la ansiedad son problemas psico-emocionales donde el poder de los placebos (o de las creencias) tiene su mayor fuerza.

El mal de ojo y el poder de sugestión

Se conocen diversos casos documentados por antropólogos sobre cómo un chaman podía ejercer su poder sobre las personas de su comunidad con símbolos hechos en el aire. Pero no surtía efecto en otro contexto donde no se creyera en sus poderes. Es decir, que la fuerza de las creencias es muy importante en estas cuestiones.

Pero tampoco se niega el poder que tienen las energías negativas, incluyendo los pensamientos, y más para los seguidores de filosofías que se están imponiendo con fuerza como la de "El secreto". Hablan del poder de los pensamientos y creencias en nuestra vida y circunstancias.

La teoría de la física cuántica, según el experimento llamado "Gato de Schrödinge", afirma, entre otras muchas cosas, que el observador produce la realidad de lo observado. Por tanto, podemos decir que el mal de ojo es una superstición y una realidad, en función de si cree o no en él.

Artículos Relacionados