Ventajas de la Cosmética Natural

La piel sufre constantes agresiones y necesita ser cuidada, para ello tenemos la ayuda de la cosmética natural, elaborada con productos de origen vegetal.

Las ventajas de la cosmética natural están cada vez mas en auge, y es otra alternativa lógica a la cosmética tradicional, pues está elaborada en su mayor parte por componentes de origen vegetal.

Las ventajas de la cosmética natural son enormes para la salud de la piel, pues además de no ser agresiva para ésta, fortalece y mejora las funciones dérmicas gracias a los componentes químicos naturales de las plantas.

No todo es cosmética natural

Cada vez hay más laboratorios los que elaboran sus cremas, lociones y champús con ingredientes vegetales elaborando auténtica cosmética natural.

Pero desgraciadamente existen otros fabricantes que aprovechándose de la moda "de lo natural" utilizan como reclamo publicitario algún ingrediente vegetal que añaden en pequeñas proporciones a sus composiciones sintéticas, y venden su producto como 100% natural.

Tendríamos que saber, que la auténtica cosmética natural tiene que estar elaborada con ingredientes de origen vegetal junto a algún conservante suave para garantizar su durabilidad.

Cosmética natural: buena para la piel y el medio ambiente

Por otro lado la fabricación de productos cosméticos con ingredientes vegetales conlleva una ética ecológica, pues no provoca residuos químicos, ni agresivos que sean perjudiciales para el medio ambiente.

La cosmética natural, es decir, elaborada con materias naturales no tiene efectos secundarios y no produce alergias, las cuales aparecen cuando se utilizan cosméticos con colorantes o excipientes demasiado agresivos para la piel. Por lo que podemos afirmar que la nueva cosmética tendera seguro, a utilizar materias naturales.

Hemos hecho una selección de los ingredientes vegetales más importantes que se utilizan como principios activos en la cosmética natural, con el fin de que conozcamos mejor las propiedades del producto que vayamos a comprar.

Criterios para poder escoger un producto de cosmética natural

Por el momento no existe ningún aval de calidad, regulado por algún organismo especializado, que identifique seriamente si un producto cosmético reúne los requisitos de producto natural. Por lo que tendremos que guiarnos por nuestros sentidos, vista, tacto, olfato y por supuesto por el sentido común para detectar si un producto es natural o es una copia sintética.

  • Vista: la cosmética natural con productos naturales nunca presentan colores llamativos, no son de color fucsia, verde o fluorescente.
    Descartemos pues la cosmética natural que se comercializa como tal y que nos presente colores demasiado sugerentes.
  • Olfato: a menudo algunas casas comerciales de cosmética natural nos ofrecen las maravillosas ventajas de algunas "esencias" como la manzana, el melón, la pera, la fresa, la sandía, etc. y con un aroma exactamente igual a las mencionadas frutas.
    Sentimos desencantarles pero estas frutas no contienen aceites, es por tanto imposible que nos ofrezcan un aceite esencial natural con el aroma de cualquier fruta que no provenga de los cítricos: naranja, pomelo, limón, bergamota, mandarina, etc. Por lo que el aroma que nos venden como natural es simplemente una composición química, que no aporta ninguna propiedad terapéutica.
  • Sentido común: la cosmética natural tendría que llevar un aval, que identifique que en su elaboración no se han efectuado pruebas sobre animales.
    Desconfíe de los productos que en su composición hablen de un extracto natural reconstituido, esto quiere decir que se ha copiado en un laboratorio el olor o las propiedades de la planta, las cuales nunca tendrán las autenticas y beneficiosas propiedades del principio activo natural.
  • El precio: el precio de los productos sintéticos siempre será más económico que un producto natural, pues al ser compuestos químicos no dependen de cultivos, temperaturas etc.
    Así pues desconfiemos de los productos naturales demasiado baratos.

Artículos Relacionados