Propiedades del Rompepiedras

Las propiedades del Rompepiedras ya son reconocidas desde hace muchos siglos y desde hace pocos años vuelve a recuperarse su uso para estos problemas.

¿Por qué Rompepiedras?

Muchas plantas se denominan popularmente Rompepiedras, por su propiedad antilitiásica. Estas son diuréticas y facilitan la eliminación de arenilla así como previenen la formación de cálculos renales.

Entre ellas están: Abedul, Fresno, Vara de Oro, Ortiga y el Lepidum latifolium, de la cual vamos hablar aquí.

El Lepidium latifolium, Rompepiedras, ya es citado en la obra medica desde el s. III. En esta época ya se le atribuyen muchas propiedades pero a lo largo de tantos años su fama ha ido creciendo gracias a su función antilitiásica, o sea , la de romper piedras, principalmente aquellas de oxalato cálcico, que representan un 80% de las piedras renales.

Aunque no existen estudios claros que definan las cualidades bioquímicas que actúan con este fin lo cierto es que funciona, y por esto se puede encontrar esta planta en muchas formulas diuréticas y antilitiásicas.

Lepidium latifolium - origen del nombre

Latifolium viene del griego, hoja ancha, lo que le diferencia de otros Lepidiuns.

Características del Rompepiedras

El Rompepiedras es una planta que llega a tres palmos de altura. Los tallos crecen de forma esparcida y las hojas son entre aovadas y lanceoladas con los bordes parcialmente aserrados.

Las flores forman ramilletes terminales y son pequeñitas y blancas. Sus hojas saben a mostaza y pueden ser ingeridas en fresco en una ensalada.

Porqué más que Rompepiedras

A lo largo de muchos estudios se han ido desvelando nuevas propiedades antes no citadas o utilizadas, entre ellas su capacidad antitumoral, útil en la hiperplasia prostática y su capacidad de detoxificación, acción remarcable, gracias a unos principios activos que colaboran con la trasformación de sustancias tóxicas en el organismo haciéndolas  más solubles y fáciles de ser eliminadas.

Así siendo el famosos Rompepiedras, Lepidium latifolium, viene a ser un gran detoxificante del organismo, colaborando con hígado y riñones, limpiando el medio extracelular, facilitando así la salud de las células y su correcto funcionamiento.

Propiedades del Rompepiedras

Uso interno

  • Disolución de cálculos renales, principalmente los de oxalato cálcico.
  • Diurético moderado.
  • Hiperplasia Prostática.
  • Antitumoral.
  • Detoxificante.
  • Anti-leishmania, y otros parásitos que puedan atacar hígado o bazo.
  • Antifungíco.
  • Otosclerosis o otopetrosis, piedras cálcicas que se forman el sistema de vestíbulo del oído, produciendo vértigo.

Infusión de la parte aérea de la planta que debe de ser recolectada durante su periodo de floración, principios de primavera- verano.

Es mucho más eficaz su uso en fresco (20 g por litro de agua).

En España existe un laboratorio que viene estudiando esta planta por muchos años y ha logrado un preparado que conserva las mismas propiedades de la planta fresca.

Uso Externo

Antiguamente se utilizaba para la ciática y dolor de muelas, tal como las hojas de la mostaza, por su efecto rubefaciente. Se machaca las hojas en un mortero y se utiliza en forma de empaste sobre la zona afectada.

Fácil de usar

Según algunos usuarios de Rompepiedras, la ingesta de una infusión durante 9 días seguidos una vez al año, preparada con una única hoja fresca es suficiente para evitar la formación de cálculos renales.

Precauciones con el Rompepiedras

No utilizar si estas buscando un embarazo, por su posible efecto anticonceptivo.

En las pruebas realizadas ninguna concentración de Rompepiedras resultó tóxica.

Artículos Relacionados