Resistencia a la insulina o síndrome metabólico , causas y tratamientos naturales

El síndrome metabólico o síndrome de resistencia a la insulina es la plaga del siglo XXI en los países desarrollados y es conveniente conocer sus causas.

¿Qué es síndrome de resistencia a la insulina?

El síndrome metabólico, síndrome de resistencia a la insulina, síndrome plurimetabólico o síndrome X se caracteriza por un conjunto de desajustes o signos en nuestro metabolismo:

  • Hiperinsulinismo o resistencia la insulina (nuestra insulina no es eficaz aunque esté en gran cantidad) que puede terminar con desajustes en la glucosa (diabetes)
  • Hipertensión arterial.
  • Colesterol y o triglicéridos.
  • Obesidad (especialmente alrededor de la cintura)

El síndrome metabólico es el preludio de cualquier accidente cardiovascular (ataque al corazón, embolia cerebral, etc.)

Causas del síndrome metabólico o síndrome de resistencia a la insulina

Es muy curioso que ante esta enfermedad o conjunto de síntomas (no es preciso tenerlas todas) básicamente se habla de factores genéticos o hereditarios. Es cierto que eso siempre influye pero también veremos que casi todas las personas que sufren de síndrome metabólico o síndrome de resistencia a la insulina tienen en común una serie de factores:

  • Son gente que hace años que viven con un altísimo nivel de estrés (no pueden ni saben relajarse ni en vacaciones ni en días de fiesta) y una vida muy sedentaria (tampoco suelen practicar ningún ejercicio físico)
  • Son personas con una dieta muy desequilibrada y a menudo caótica.
  • Empiezan "fabricando" colesterol; al cabo de un par de años se vuelven hipertensos o se les dispara la glucosa; empiezan a aumentar de peso especialmente alrededor de la cintura; si antes eran personas optimistas ahora se vuelven ansiosas, nerviosas o depresivas; están siempre cansados y su memoria empieza a preocuparles.

En general veremos que se trata de personas sobre que han pasado los cuarenta años (aunque cada vez ocurre antes) y que han hecho "un bajón". Hasta hace poco sus analíticas eran normales y ahora se les está "disparando" todos los parámetros.

La lectura es bien simple: su cuerpo se ha cansado de que le traten mal. El estrés y la mala alimentación son la combinación ideal para que surja cualquier tipo de enfermedad.

Cuando preguntamos como y a que hora comen las personas con síndrome metabólico o síndrome de resistencia a la insulina nunca nos llevamos ninguna sorpresa: la mayoría de estas personas sólo desayuna un café con leche o un café con dos galletas.

Luego pasan más de 6 horas hasta el almuerzo sin comer nada y de nuevo pueden pasar 7 horas hasta la cena. La hipoglucemia o bajones de glucosa en sangre seguidos de comidas caóticas (la persona se siente con un apetito voraz, es normal, y come lo que sea como sea) hacen que aumente nuestra resistencia a la insulina.

¿Cómo se diagnostica el síndrome metabólico?

El médico revisará nuestro peso corporal y valorará si tenemos sobrepeso (sobretodo observará si el peso se acumula principalmente en nuestro abdomen); nos tomará la presión arterial para ver si tenemos hipertensión arterial y ordenará que nos realicen una analítica de sangre para ver como estamos de colesterol, triglicéridos, glucosa y nuestros niveles de insulina.

Ver que nivel de estrés padece y si lo compensa de algún modo (ejercicio físico, relajación, etc.)
Normalmente cuando hay tres factores alterados ya se puede decir que el paciente sufre de síndrome metabólico.

Tratamientos naturales para el síndrome de resistencia a la insulina

Reducción del estrés.
Reducir el estrés es básico para que nuestras suprarrenales dejen de producir cortisol y adrenalina y con ello paremos la orden de enviar grasas y glucosa a la sangre para poder repeler el enemigo que nos acecha. Ese enemigo que nunca llega pero que con el estrés continuo nuestro cuerpo siempre espera hace que con el tiempo el desequilibrio afecte cada vez a más funciones de nuestro organismo.

Dentro de las terapias naturales el Yoga, la meditación, el reiki, el masaje o de hecho cualquier técnica que tengamos para relajarnos nos ayudará a tener un buen equilibrio funcional. El deporte o ejercicio físico ayuda a mejorar nuestra resistencia la insulina de una manera muy rápida y eficaz. La persona empieza a adelgazar y mejora su estado de ánimo y su nivel de energía.

       Dieta o nutrición para el síndrome metabólico.

  • Para estas personas suele ser básico hacer cinco comidas al día (desayuno, tentempié a media mañana, almuerzo, merienda o tentempié por la tarde y cena) Por supuesto que hay que adaptarlo al horario y circunstancias de cada caso.
  • Hay que mejorar su dieta empezando por eliminar los alimentos refinados (toda la bollería industrial) y excitantes (colas, refrescos, café, alcohol, etc.) También es el momento de reducir o eliminar el tabaco. Aumentaremos el consumo de fibra (verduras, panes y pasta integral, aumentaremos la proporción de las proteínas vegetales como legumbres, tofu, frutos secos crudos, levadura de cerveza, germinados, alga espirulina, etc.)
  • Ácidos grasos: los ácidos grasos tipo Omega 3 (pescado azul, semillas de lino o linaza, germen de trigo, soja o soya, etc.) ayudan a cuidar nuestro sistema cardiovascular.
  • Ajo: de forma natural o en forma de cápsula o comprimido regula nuestro colesterol, glucosa e hipertensión. Es sin duda quizá nuestro mejor aliado contra el síndrome metabólico.
  • Canela: colabora regulando los niveles de azúcar y colesterol.
  • Fibra: una dieta rica en fibra es vital para disminuir la absorción de grasas y azúcares innecesarios. Los alimentos integrales (especialmente la avena) y las frutas y verduras son los alimentos más ricos en fibra. Las semillas de lino o linaza, bien trituradas, nos aportarán fibra y ácidos grasos a la vez.
  • Endulzantes: la Stevia y el Agave nos ayudarán a mantener nuestros niveles de azúcar o glucosa más estables.

    Suplementos ideales para el síndrome de resistencia a la insulina.

  • Cromo: en forma de oligoelemento ayuda a regular los niveles de insulina y por ello favorece un mejor equilibrio en nuestros niveles de glucosa y colesterol.
  • Triptófano: es un aminoácido que nos ayuda a disminuir nuestros niveles de estrés y por ello favorece que nuestro cuerpo libere menos cortisol y adrenalina favoreciendo un mejor equilibrio metabólico.

Fitoterapia o plantas medicinales

Para el síndrome metabólico o síndrome de resistencia a la insulina lo ideal sería reducir los excitantes (café y té) y tomar dos o tres veces al día una infusión que tuviera plantas:  

  • Relajantes: elegir entre: melisa, azahar, pasiflora, manzanilla, etc.
  • Hepáticas: elegir entre: alcachofera, diente de león, etc.
  • Digestivas: elegir entre: anís verde, poleo, maría luisa, etc.

Lo ideal sería endulzarlas con Stevia o Agave.

Nuestro consejo

Lo más importante es entender que nuestro cuerpo nos está avisando que ese ritmo de mala alimentación y demasiado estrés nos está llevando a una situación límite. Nos enfrentamos a una situación de alto riesgo. Todos conocemos a nuestro alrededor casos del tipo "si parecía que estaba bien".

Pues si, lo parecía. "Siempre le recordaremos".
En fin... que a cuidarse tocan. Por poco que hagamos veremos que nuestro cuerpo reacciona y empezamos a mejorar rápidamente.

En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Artículos Relacionados

  • Acidos grasos Omega 3
    En los últimos años se han venido realizando muchísimos estudios sobre todos...
  • Dieta de la Zona
    La dieta de la zona busca obtener y mantener siempre la sensación de salud y...
  • El Cromo
    El Cromo es un mineral con muchas propiedades pero es muy conocido por reducir...