Actitud mental positiva, sus ventajas y beneficios

A continuación veremos como la actitud mental positiva tiene muchas ventajas a la hora de ser más felices y disfrutar más de cada cosa y cada día.

Ventajas para la salud de la actitud mental positiva

En los últimos tiempos se oye mucho hablar de los beneficios del pensamiento positivo y la importancia de mantener esa actitud. Existen múltiples estudios serios, como el de Universidad de Yale en Estados Unidos, sobre las ventajas de ser optimista en la vida desde el nivel de la salud física a la mental.

Se ha demostrado que la actitud mental positiva pone en marcha una serie de endorfinas y neurotransmisores que ayudan a mantener un estado vital más alto. También aumenta los glóbulos blancos y  tonifica el sistema inmunitario.

La investigadora española Mónica de la Fuente, bioquímica y fisióloga, ha descubierto que entre mejor está el sistema inmunitario la edad biológica es menor.

Por tanto, las personas positivas suelen estar biológicamente y en apariencia más jóvenes que la edad que les pertenece y sufren menos infartos y suelen recuperarse antes de cualquier enfermedad.

Ventajas psicológicas

A la par que las personas con una actitud mental positiva afrontan los problemas de forma más sana, son menos dados a la depresión, ceden menos al estrés y cuando lo hacen es llevado mucho mejor, no suelen padecer frustración paralizante, etc.

Gozan de mejor autoestima que las personas pesimistas ya que tienen una buena imagen de sí mismas, lo que hace que en general vivan más felices, relajadas y con mayor calidad de vida.

La actitud mental positiva y la realización de sueños

Una de las ventajas que se atribuye al pensamiento positivo es la de que se pueden conseguir los objetivos en la vida o realizar los sueños.

No entraremos en el tema de la capacidad de influir en el mundo con los pensamientos como propone y ha popularizado  el libro "El secreto".

Pero a razones simplemente prácticas podemos decir que efectivamente las personas con actitud positiva tienen más posibilidades de obtener de la vida lo que desean.

Básicamente por estos puntos:

  • Las personas con una actitud mental positiva suelen ser más persistentes ya que no se abaten con facilidad. Persistente no es seguir intentando lo mismo hasta la saciedad, sino que buscan activamente nuevas estrategias.
  • Suelen buscar un beneficio de los errores para aprender, en lugar de hundirse. Aunque pueden pasar por el desánimo se reponen antes.
  • Las personas positivas tienen más facilidad para encontrar ayuda de otros porque suelen resultar más agradables que las que se pasan el tiempo señalando las dificultades.
  • No les importa correr riesgos y suelen confiar en su capacidad de resolver los problemas.

El pensamiento positivo erróneo

No obstante, existe un lado oscuro del pensamiento positivo y no es oscuro en sí mismo sino, como siempre, el uso que se da de algo es lo que lo convierte en bueno o malo. En este caso nos referimos a la utilización que se da por parte de las personas que pretenden tener una actitud positiva, pero que finalmente caen en una serie de malas interpretaciones de lo que debe ser una actitud positiva negándose a sentir sentimientos considerados negativos o, lo que es peor, no permitiéndoselo a los demás.

En realidad todos los sentimientos tienen una función y es importante vivirlos, el problema es atascarse en ellos. Lo sano es pasar los procesos para superarlos. Pero sobre esto y otras cuestiones mal entendidas sobre la actitud mental positiva trataremos en el artículo "El pensamiento positivo mal entendido"

Artículos Relacionados