Consejos para cuidar el cuerpo

Cuidar el cuerpo no debe ser un problema o una preocupación, debemos encontrar todos los días momentos para cuidarlo y mimarlo con amor y dedicación.

La importancia de cuidar el cuerpo

Somos muchos los que, en un momento u otro de nuestra vida, no estamos conformes con la imagen que nos devuelve el espejo. Nuestro cuerpo no acaba de gustarnos demasiado, nos vemos un poco pasados de peso, o un poco delgados o…

Nuestro cuerpo es lo más valioso que tenemos, mí cuerpo es mí templo, y solo tenemos uno que nos ha de durar mucho. Está claro que nos haremos viejos pero es importante cuidar el cuerpo para que llegue a la vejez en las mejores condiciones posibles.

Es muy importante que prestemos los cuidados necesarios a nuestro cuerpo, eso no quiere decir que nos tengamos que pasar la vida en el gimnasio o siguiendo dietas extremas. Debemos dedicarle un poco de tiempo todos los días, hemos de pensar "cuidar mí cuerpo no es un capricho, ni una pérdida de tiempo, es una necesidad que me reportará muchos beneficios y placer".

Cuidar el cuerpo se ha de convertir en una rutina placentera, no es un sacrificio ni una pesada obligación. Siguiendo estos sencillos consejos el cuidado del cuerpo nos resultará sencillo y agradable.

Uno de los cuidados más importantes: la dieta

Todos nos hemos preguntado alguna vez ¿qué dieta debo seguir para cuidar mí cuerpo? Lo más conveniente es seguir una dieta equilibrada, en la que estén representados todos los nutrientes que nuestro organismo necesita para estar bien.

Es aconsejable que eliminemos, sino del todo sí en parte, la proteína animal e incorporemos a nuestra dieta proteína de origen vegetal. Al eliminar la proteína animal también estamos evitando las toxinas que tiene la carne y consiguiendo que nuestro organismo dedique menos energía a la hora de digerir los alimentos.

Siempre que podamos elegir debemos decantarnos por alimentos provenientes de cultivos biológicos, libres de aditivos químicos. Además de cuidar mejor el cuerpo también estamos haciéndole un favor al medio ambiente.

Cambiar nuestra forma de comer nos ayudará a cuidar mejor nuestro cuerpo y también lo hará el ayuno. Sí, es conveniente que realicemos un ayuno que ayudará a nuestro cuerpo a eliminar toxinas y a reajustar sus funciones.

Existen diferentes tipos de ayuno que podemos hacer: tomar durante un día a la semana solo fruta o hacer durante unos días monodieta desintoxicantes. Si no sabemos muy bien es aconsejable pedir consejo a un especialista.

Ejercicio para cuidar el cuerpo

Nuestro cuerpo está diseñado para moverse, es una máquina perfecta que necesita cada día su dosis de movimiento para seguir funcionando a la perfección.

¿Qué ejercicio es más conveniente para cuidar mí cuerpo? Es una pregunta que todos nos hemos hecho laguna vez y lo cierto es que tiene una fácil respuesta: hemos de realizar ejercicios que mantengan nuestro cuerpo ágil y flexible aunque no es necesaria que, para lograrlo, nos machaquemos todos los días en el gimnasio.

Podemos optar por la práctica del yoga, de Pilates, tai-chi o chi-kung, estas disciplinas son ideales para mantener el cuerpo en muy buena forma y, además, nos enseñan a controlar la respiración con lo que el beneficio obtenido es mayor.

También es muy saludable hacer natación regularmente o andar, que es el tipo de ejercicio más fácil y económico que puedes realizar. Sabemos que andar alarga la vida y vale la pena forzarnos a hacerlo diariamente.

Reducir las prisas y el estrés

Pues sí, reducir las prisas y el estrés también es importante para cuidar el cuerpo. Andamos siempre inmersos en las prisas sin tiempo para nada, sin disfrutar de lo que hacemos.

Hemos de reducir, mejor eliminar, el estrés de nuestra vida. Parra ello debemos intentar simplificar nuestra vida, eliminar las situaciones que nos causan estrés.

La práctica de la meditación y la relajación nos pueden ser de gran ayuda para luchar contra el estrés. Deshacerse del estrés y sanar nuestro cuerpo es muy fácil y sólo requiere un poco de disciplina.

No lo dejes para mañana

Eliminar el "no tengo tiempo, no sé como voy a hacerlo", o cualquier otra excusa que se nos ocurra es lo más importante. Quitarnos de encima la pereza y empezar.

Solo necesitamos 30 o 40 minutos al día para hacer un poco de ejercicio, cambiar algunos hábitos que nos ayudarán a reducir el estrés y, si es necesario, cambiar la forma de alimentarnos.

Ánimo, como ves es muy fácil cuidar nuestro cuerpo y los resultados que obtendremos merecen la pena.

Artículos Relacionados