Propiedades del ácido glutámico

El ácido glutámico o glutamato es uno de los aminoácidos no esenciales cuyos beneficios aún son poco conocidos por la inmensa mayoría de la gente.

¿Qué es el ácido glutámico?

El ácido glutámico es uno de los aminoácidos más abundantes del organismo. Es conocido como el alimento del cerebro ya que incrementa la capacidad mental, y es un comodín para el intercambio de energía entre los tejidos. Su símbolos son Glu o E.

Es uno de los aminoácidos no esenciales ya que el organismo lo puede sintetizar a partir de otros compuestos.
Fue aislado por primera vez en1866 y en 1908 se descubrió que era el componente potenciador del sabor del los extractos del alga Laminaria japonica, que son usados en la cocina japonesa.

Su aplicación neuronal fue descubierta hace medio siglo por el investigador japonés Hayashi.

Alimentos ricos en ácido glutámico

Este aminoácido se encuentra en alimentos que contienen muchas proteínas: carne, pescado, productos lácteos, huevos y algunos vegetales con alto contenido de proteínas.

Beneficios del ácido glutámico

    Algunos de las propiedades que el ácido glutámico tiene para el organismo son:
  • Tiene un papel importante en el crecimiento y mantenimiento celular.
  • Previene la hiperplasia prostática benigna.
  • Interviene en el transporte de nitrógeno entre los diferentes órganos.
  • Actúa como estimulante del sistema inmunológico.
  • Ayuda en la producción de energía para el cerebro.
  • El ácido glutámico ayuda a eliminar y combatir los radicales libres.
  • Alivia la fatiga, la depresión y la impotencia.
  • Desecha y absorbe sustancias tóxicas.
  • Combate el desequilibrio hormonal.
  • Ayuda en la prevención de enfermedades cardíacas, diabetes y presión alta.
  • Ayuda en problemas de alcoholismo y otras adicciones.
  • Controla los niveles de amoniaco en el cerebro.
  • Ayuda en la enfermedad de Parkinson, epilepsia, esquizofrenia.

Déficit de ácido Glutámico

    La deficiencia en el organismo de ácido glutámico puede ocasionar algunos trastornos:
  • Problemas de aprendizaje y memoria.
  • Alteraciones en el sistema nervioso.
  • Falta de reflejos y baja concentración.

Artículos Relacionados