Tratamiento de los miomas

El tratamiento de los miomas debería de tener en cuenta la nutrición, el estrés, el equilibrio hormonal y las terapias más convenientes según el caso.

¿Qué son los miomas?

Los miomas también se conocen como fibromas del útero. Son una especie de tumores (pero no son cancerosos) que se forman sobre la capa muscular del útero. Se calcula que hay un 30% de mujeres que pueden padecerlos (entre los 35 y los 55 es más habitual)

Etiología de los miomas

    Entre las causas de los miomas destacan
  • Como efecto secundario de los tratamientos a base de estrógenos (típicos para la menopausia y otros desarreglos)
  • Dieta rica en grasas saturadas. En los países donde se permite que los animales de granja reciban tratamientos o alimentos con estrógenos los miomas son más habituales.
  • Tendencia hereditaria.
  • Obesidad. A más grasa corporal hay una tendencia a mayores niveles de estrógenos. Eso puede implicar más miomas.

Por supuesto eso no quiere decir que todo el mundo que tenga obesidad y como mal va a tener obligatoriamente miomas… pero, evidentemente, tendrá más probabilidades.

¿Cómo son los miomas?

Pueden tener forma de racimos, ser pequeñitos o grandísimos.

Síntomas de tener miomas

Los síntomas de los fibromas o miomas dependerán, en gran medida, de su ubicación y tamaño.

  • El sangrado uterino muy abundante es el más habitual.
  • Tendencia a padecer anemia por ese sangrado.
  • Hinchazón, tendencia al estreñimiento y gases.
  • Problemas de orina (el mioma puede comprimir la vejiga).
  • Infertilidad, abortos espontáneos y dolor durante las relaciones sexuales.
  • Presión y dolor en la zona del abdomen
  • Etc.

Tratamiento convencional de los miomas

Dependerá de cada caso, por lo que puede ir desde un tratamiento farmacológico a el tratamiento quirúrgico .A veces, se ha de extirpar el útero (incluso los ovarios)

Plantas medicinales

  • El Ñame silvestre (Dioscorea villosa): es muy rico en progesterona por lo que puede ser una de las plantas medicinales más indicada.
  • El Sauzgatillo (Agnus castus): es otra planta que puede ayudar muchísimo.

Lo delicado de este problema de salud hace muy necesario que el médico o especialista lleve un seguimiento hormonal del caso muy preciso.

Homeopatía

El especialista en homeopatía valorará la conveniencia de los remedios Calcarea Iodata y de Thuya, o los que considere oportunos.

Acupuntura

Es, sin duda, una de las terapias que más ayuda a regular la salud (en su totalidad) de las personas. A veces, no es posible tratar un síntoma o enfermedad directamente pero sorprende ver que muchos casos mejoran o se curan tratándolos de forma indirecta.

Nutrición

Tratar de eliminar las grasas saturadas, los alimentos refinados. Se debería seguir una dieta lo más vegetariana posible y libre de productos lácteos y grasas animales (gran efecto estrogénico)

Tomar alimentos ricos en hierro: algas marinas (Espirulina, Iziki y alga Dulse), remolacha, verduras de color verde, legumbres, levadura de cerveza, quínoa, higos, almendras, etc.

Los cereales integrales y un buen aporte de frutas y verduras nos ayudarán a bajar de peso y reducir nuestro aporte de grasas.
Como la dieta es muy importante y se han de eliminar bastantes alimentos lo ideal es buscar asesoramiento con el médico o especialista a fin de evitar carencias nutricionales.

Las semillas de linaza, una cucharada sopera dos veces al día, puede ir muy bien ya, que por un lado, evita esa tendencia al estreñimiento y por otro facilita que el cuerpo elimine los estrógenos que ya no sean necesarios en lugar de dejar que se depositen en los receptores más habituales (mamas y útero)

Otros consejos

Las compresas de arcilla en el bajo vientre (cuantas más horas al día mejor) puede ayudar a reducir los miomas. Es importante que no nos de frío. Nos la podemos aplicar cada día excepto los días que nos dure la menstruación.

La hidroterapia también ha sido un remedio tradicional para los problemas femeninos ya que puede mejorar mucho la circulación de esa zona. Poner en trasero y la zona genital en un barreño con agua fría durante un par de minutos (por la mañana)

Es importante que el baño esté caldeado y que luego, tras secarnos muy bien, frotemos con un paño seco toda la zona hasta que notamos una agradable sensación de calor. Nunca hemos de quedarnos con frío.

¿Sabías que…?

Muchos miomas se reabsorben cuando llega la menopausia y ya no dan problemas.
Algunas mujeres los tienen y en cambio, no padecen ningún síntoma.

En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Artículos Relacionados