Lesiones del ligamento cruzado anterior

Las lesiones del ligamento cruzado anterior son muy complicadas de recuperar, según la gravedad y rotura, aunque estas terapias nos pueden ayudar.

¿Qué es el ligamento cruzado anterior?

Los ligamentos son bandas constituídas por resistentes fibras que ligan los tejidos que unen a los huesos en las diferentes articulaciones. En el caso del ligamento cruzado anterior se encuentran en el interior de la rodilla con la función de mantener la estabilidad y el contacto de la tibia con el fémur.

De esta forma, junto al ligamento cruzado posterior con el que se cruza en forma de "X" la rodilla no se sale del sitio ante cualquiera de los movimientos bruscos que se pueden producir en un momento dado de la rótula hacia delante, hacia atrás o lateralmente.

¿Qué produce las lesiones del ligamento cruzado anterior?

Las lesiones en el ligamento cruzado anterior se producen mayoritariamente por una distensión excesiva del mismo. Es decir, por cualquier tipo de estiramiento que supere el rango de movimiento de la rodilla. Por ejemplo:

  • Golpearse fuertemente un lado de la rodilla puede producir lesiones de este ligamento, por lo general en deportes de contacto, no es infrecuente esta forma de lesionarse la rodilla.
  • Una parada brusca girando rápidamente la pierna pero sin mover el pie del suelo. Es decir, mientras el dedo gorde del pie mira a la derecha. Este movimiento hace que nuestra rodilla lo haga hacia la izquierda, lesionando el ligamento cruzado anterior.
  • Caer de un salto o extirando en exceso la articulación de la rodilla (llamada rodilla hiperextendida) también puede producir esta lesión.

Síntomas de lesión del ligamento cruzado anterior

Los primeros síntomas que pueden aparecer en el momento de producirse la lesión del ligamento cruzado anterior pueden ser indicativos para ponerse en manos de un profesional.

Este es el crujido que se produce en el interior de la rodilla. Otros síntomas son la inflamación antes de seis horas y el dolor al apoyarse en la pierna lesionada.

En caso de una lesión leve que pueda pasar, de entrada desapercibida, un síntoma que delataría un problema del ligamento cruzado anterior es la inestabilidad de la rodilla como si se aflojara y quisiera moverse más adelante de lo normal.

Terapias naturales para las lesiones del ligamento cruzado

Antes de iniciar cualquier terapia para el ligamento cruzado anterior el diagnóstico por parte de los especialistas es fundamental ya que en algunos casos la gravedad de la lesión requiere cirugía reconstructiva. A partir de ahí se pueden valorar otras alternativas incluso tras el post-operatorio.

  • Osteopatía: La osteopatía ayudará a que la rodilla se recupere y a corregir el desplazamiento de ésta. Además buscará equilibrar cualquier disfunción entre cadera y tobillo que pueda potenciar la lesión del ligamento cruzado anterior en el futuro.
  • Acupuntura: La acupuntura mejorará el flujo energético de los meridanos implicados en la lesión aliviando el dolor y bajando la inflamación. Servirá de apoyo para una recuperación más rápida.
  • Kinesiología Holística: La kinesología holística, a través del test kinesiológico, puede desvelar si la zona que debe ser tratada es la evidente o hay otros desencadenantes. Así como también aporta información sobre las causas emocionales que han degenerado la lesión como reflejo de algo interno.
  • Kinesiotape: También llamado vendaje neuromuscular. Consiste en una serie de vendas adherentes a modo de grandes tiritas. Esta técnica se basa en el proceso de autocuración del cuerpo. Colocadas estratégicamente, permiten entre otras muchas cosas, que el ligamento cruzado anterior mantenga la estabilidad sin repercutir en el movimiento, así como facilita el drenaje linfático y acelera la recuperación.

Nuestros consejos

Le recomendamos que consulte a su médico si cree tener una lesión. No se autodiagnostique por lo que lea en Internet u otro sitio, ni siquiera en este artículo.

Una vez diagnosticado correctamente recurra a la terapia adecuada a su caso. Si quiere saber más sobre remedios naturales o terapias alternativas que puedan serles útiles en caso de lesión consulte nuestra sección con el mismo nombre.

En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Artículos Relacionados