Psicoterapia breve caracteroanalítica

La Psicoterapia Breve Caracteroanalítica nos ayudará a quitarnos esas corazas que hemos ido poniendo en nuestra vida como un arma de autodefensa.

¿Qué es la Psicoterapia Breve Caracteroanalítica (P.B.C.)?

Es una psicoterapia corporal que reconoce nuestra utilización del carácter como defensa y como resistencia, de manera que los síntomas no son más que manifestaciones externas de algo que queda tapado por nuestra coraza. Su encuadre breve es analítico y su foco de atención es el carácter.

Parte del paradigma ecológico de la orgonomía, establecido por Wilhelm Reich, discípulo de S. Freud. Utiliza herramientas psíquicas y corporales (cuerpo y mente como dos caras de la misma moneda)

En un tratamiento que dura unos cuantos meses, a razón de 1 sesión por semana aproximadamente, el/la paciente va a ir tomando consciencia de sus procesos internos, integrando y entendiendo las razones de sus síntomas para alcanzar dinámicas de vida más saludables.

¿Qué beneficios tiene la Psicología Breve Caracteroanalítica?

El o la paciente, aunque acompañado, toma parte activa en su proceso para entender qué le está pasando. Se privilegia el lenguaje del cuerpo al verbal (el cuerpo no engaña, las palabras muchas veces noS pueden llevar a la confusión)

Se trabaja con un enfoque sistémico, teniendo en cuenta tanto la historia del paciente como su realidad actual, con las variables que pueden facilitar o entorpecer su vitalidad. Se trata, en definitiva, de dar una respuesta amplia, lo más completa posible, al sufrimiento emocional de las personas.

La Psicoterapia Breve Caracteroanalítica supone un trabajo serio, sistemático, que alivia o elimina síntomas y aligera bloqueos corporales y emocionales, en un plazo de tiempo relativamente breve.

El o la paciente termina el proceso haciéndose más dueño de su vida, más en contacto con sus ritmos naturales, entendiendo sus puntos débiles y con capacidad para poder percibir la realidad sin distorsiones de su "trampa caracterial".

¿En qué se basa?

La Psicoterapia Breve Caracteroanalítica es una sistematización del modelo establecido por Wilhelm Reich y desarrollado después por sus discípulos. En el libro de Xavier Serrano "La Psicoterapia Breve Caracteroanalítica" podemos leer "es del desequilibrio entre instinto y superestructura socio-cultural de donde nace la enfermedad psíquica. La psicoterapia es por tanto la posibilidad de reencontrar los valores naturales para poner en acuerdo la naturaleza y la cultura".

¿En qué puede ayudarnos?

Fundamentalmente la Psicoterapia Breve Caracteroanalítica nos puede ayudar en retomar el contacto con nuestra naturaleza, favoreciendo la autorregulación. A partir de una serie de ejercicios corporales (actings neuromusculares) con la consiguiente elaboración verbal, vamos tomando conciencia de nuestra realidad interna, lo que de nuestra historia nos condiciona para comportarnos y reaccionar de la forma en que lo hacemos, de forma que empezamos a "quitar lastres" para una vida sentida más plena y vital.

Orígenes y un poco de historia

Wilhelm Reich, discípulo de Sigmund Freud, psicoanalista didacta en sus inicios, empezó en 1930 a incorporar, en su trabajo en el diván, el cuerpo. Seguía así los pasos de otros psicoanalistas como Ferenczi.

Empezaron estos profesionales a atender en sus sesiones con los pacientes no sólo lo que decían sino el cómo lo decían, observando la gran cantidad de valiosa información que proporcionaba la comunicación no verbal. Fueron más allá del inicio de la palabra.

Mecanismos de autodefensa

Desde la infancia establecemos mecanismos de defensa, que tienen su base en el cuerpo. Existen unos años, desde el nacimiento (incluso en la vida intrauterina) en los que no está desarrollado todavía el córtex cerebral: no hay recuerdos como tales, no hay abstracción mental.

Una interrupción del natural proceso del ser vivo en estas etapas no afecta al psiquismo sino a sistemas vitales que sí están maduros. El inconsciente tiene una base corporal. A partir de aquí, iniciamos un proceso de acorazamiento como mecanismo de defensa ante situaciones que vivimos agresivas (un bebé al que se dejó llorar sin que nadie lo cogiera por ejemplo) Esta coraza, que nos sirvió en un momento, nos va a provocar síntomas de enfermedad con el transcurrir del tiempo.

Artículos Relacionados