Jalea de manzana

Muchas personas saben hacer mermeladas pero para variar, de vez en cuando, hoy os explicaremos como hacer en casa una deliciosa jalea de manzana.

Diferencias entre la jalea y la mermelada

  • En la mermelada utilizamos la fruta troceada o triturada, cocinada con azúcar u otro endulzante.
  • En la jalea, en cambio, utilizamos el jugo o zumo y nos quedará una especie de gelatina.

Ingredientes de la jalea de manzana

  • 1800 g. de manzanas silvestres o las que se usan para cocinar.
  • Agua.
  • Azúcar.
  • Piel de limón o raíz de jengibre.

Elaboración de la jalea de manzana

  • Lavar bien las manzanas enteras y cortarlas a trozos sin pelarlas ni sacar el corazón.
  • Poner en un cazo y cubrir a penas con agua (unas 4 o 6 tazas).
  • Cocer a fuego lento con la piel de limón o raíz de jengibre hasta que se ablande la fruta (1 hora aprox.)
  • Poner la fruta cocida dentro de una gamuza, previamente escaldada, y colgar encima de un pote grande (o dentro de un colador) Dejar escurrir el jugo durante la noche.
  • Una vez escurrido todo el jugo, se mide y se añade la misma proporción de azúcar. Se cuece a fuego lento removiendo hasta que quede disuelto el azúcar.
  • A continuación se lleva a ebullición rápida durante unos 10 a 20 minutos.
  • Cuando está en su punto se vierte en botes de cristal previamente calentados en el horno.
  • Se sellan los botes de la jalea con cera parafina o al baño maría.

Nuestro consejo

Si cuando dejamos en el colador o gasa la fruta para hacer la jalea hemos obtenido poco liquido se puede escurrir la gasa con las manos (es como ordeñar una vaca) para que salga mas. La jalea obtenida no será tan transparente pero es igual de rica.

Artículos Relacionados