Como descongelar, y que no se note

A continuación te ofrecemos una serie de consejos que te ayudarán a que estos alimentos no pierdan sus propiedades en el proceso de descongelación.

En el momento que se decide cocinar cualquier alimento congelado hay que pensar cuál es su mejor manera de descongelación. Así, la carne y el pescado deben permanecer un día antes en la nevera para que se vayan descongelando de una forma lenta y natural. Por el contrario, las verduras se pueden meter congeladas en la olla ya que no hay ningún problema en que pierdan el hielo en su propia agua de cocción.

Trucos para descongelar correctamente los alimentos

  • No todas las formas son correctas, pues dependiendo de la forma que elijamos, el producto puede perder gran parte de sus propiedades nutricionales, y su sabor.
  • Dos formas habituales y poco recomendables son: en el microondas y dejar el alimento congelado fuera del frigorífico a temperatura ambiente.
  • La mejor forma para descongelar un producto, es colocándolo en el frigorífico el tiempo necesario para que se vaya descongelando lentamente hasta que lo tengamos que consumir. El producto congelado lo sacaremos del congelador, y lo pondremos en el espacio de la nevera donde habitualmente dejamos el resto de alimentos, sobre una bandeja provista de una rejilla, para recoger el agua que pueda soltar.
  • Colocándolos en el refrigerador, conseguiremos una descongelación prolongada, donde los cambios de temperatura son lentos y por tanto, las propiedades del producto se mantienen casi inalteradas.
  • Los alimentos que vamos a descongelar se pondrán  en un recipiente adecuado que permita escurrir los líquidos sin que estén en contacto con el alimento, para no crear cultivo de bacterias.

Como descongelar el marisco

Los crustáceos como gambas, cigalas etc deben descongelarse sumergidos en agua de mar. Para lograr que el agua corriente tenga la misma proporción de sal que el agua de mar pondremos un huevo crudo en el agua e iremos añadiendo sal hasta que el huevo flote, entonces ya podremos colocar en ella las gambas u otros crustáceos congelados y meter el recipiente en el frigorífico para que se vayan descongelando.

¿Y las verduras?

No es necesario descongelar las hortalizas. Podemos introducirlas congeladas en el agua hirviendo para cocerlas, o en el aceite de fritura, siempre en pequeñas porciones para no disminuir la temperatura del mismo.

Conclusión

Una vez descongelados, los alimentos deben cocinarse rápidamente, no debe cocinarse una parte del alimento dejando el resto para cocinarlo más tarde. Si es un plato cocinado, debe llevarse a ebullición por unos minutos, así, nos aseguraremos de que desaparezca cualquier bacteria que haya podido contaminar el producto.

¿Sabías que…?

Y lo más importante, una vez descongelado un alimento, en ningún caso se puede volver a congelar, ya que, de esta manera, sí que se estropea el producto. Esto hay que tenerlo muy en cuenta especialmente con el pescado y marisco ya que algunos comercios no avisan que el producto llegó congelado aunque ahora parezca que llegó recién pescado. Si lo volvemos a congelar podemos intoxicarnos.

Artículos Relacionados