Salvado de avena, un remedio eficaz y barato

El salvado de avena es un suplemento alimenticio del que podemos aprovechar sus múltiples propiedades y beneficios, ¿te interesa conocerlo más a fondo?.

¿Qué es el salvado de avena?

El salvado es la capa externa del grano de avena, por lo tanto el salvado de avena es el producto que queda una vez refinados los granos de avena.

Esta capa externa, el salvado, es rica en fibras, minerales, vitaminas, enzimas, proteínas y grasas.
Al eliminar esta capa de los granos estamos dejando de tomar nutrientes que aportan muchos beneficios a nuestra salud.

Composición del salvado de avena (por 100 g.)

  • Agua: 6,55 g.
  • Energía: 246 kcal.
  • Grasa: 7.03 g.
  • Proteínas: 17,30 g.
  • Hidratos de carbono: 66,22 g.
  • Fibras: 15,4 g.
  • Potasio: 566 mg.
  • Fósforo: 734 mg.
  • Hierro: 5,41 mg.
  • Sodio: 4 mg.
  • Magnesio: 235 mg.
  • Calcio: 58 mg.
  • Cobre: 0,403 mg.
  • Cinc: 3,11 mg.
  • Manganeso: 5,630 mg.

Además el salvado de avena es rico en vitamina B1, B2, B3 y B6, en vitamina E y ácido fólico.

Que nos ofrece el salvado de avena

  • Contiene dos tipos de fibra. La insoluble, que es la que no se digiere y nos ayuda a ir al baño y la soluble que crea como un gel en el intestino que ayuda a no asimilar las grasas y azucares no necesarios. Esta fibra soluble es una de las claves del éxito del salvado de avena.
  • Gran aporte de hidratos de carbono: fuente recomendable de energía.
  • Su proporción de grasas poliinsaturadas es el doble que el de grasas saturadas.
  • El salvado de avena es muy rico en vitaminas del grupo B.
  • Muy alto contenido en minerales.
  • No contiene colesterol.

Beneficios del consumo de salvado de avena

Al consumir salvado de avena estamos dando a nuestro organismo la oportunidad de aprovecharse de los múltiples beneficios que tiene para nuestra salud:

  • Ayuda a controlar los niveles de colesterol.
  • Regula el tránsito intestinal, previene el estreñimiento.
  • Ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre.
  • Previene la aparición de hemorroides.
  • El salvado de avena ayuda a prevenir la aparición del cáncer de colón y de recto.
  • Previene la aparición de enfermedades digestivas como la diverticulitis.
  • Disminuye la tensión arterial.
  • Es una buena ayuda en las dietas para adelgazar pues al aumentar su volumen reduce la sensación de apetito. Además reduce la absorción de grasas y azucares y nos ayuda a ir al baño.

¿Cómo se toma el salvado de avena?

El salvado de avena se puede tomar mezclado con un yogur, sobre las ensaladas, arroces, pasta o en la sopa. Tiene un sabor y una textura muy suaves.

¿Cuál es la dosis adecuada de salvado de avena?

Las personas con colesterol, "azúcar alto", estreñimiento o que buscan perder peso pueden tomar de una a tres cucharadas soperas al día, en las comidas.

Precauciones que se han de observar con el salvado de avena

Aunque, como hemos visto, son muchos los beneficios que el consumo de salvado de avena nos ofrece también hemos de observar algunas precauciones:

  • Tomar una cantidad excesiva de salvado de avena puede provocar algunos problemas intestinales: putrefacciones, diarreas, flatulencias o hinchazón de vientre.
  • Si se padece algún tipo de colitis no debe tomarse salvado de avena.
  • Si se padece diverticulitis es mejor consultar con el especialista antes de decidir tomar salvado de avena.
  • Algunos especialistas dicen que tomar mucha fibra durante muchos años puede dificultar la absorción de algunos nutrientes. Como siempre la moderación es la clave. Además una vez ya estemos bien podemos limitarnos a tomarlo de forma discontinua o una sola cucharada de salvado de avena al día.

¿Dónde se compra el salvado de avena?

Lo podemos conseguir en los herbolarios y comercios de alimentos naturales.

Artículos Relacionados