La afonía, causas y tratamiento

Si tienes afonía y te levantas e intentas hablar y no puedes seguro que este artículo te será de gran ayuda para curarla con remedios naturales.

Posibles causas de la afonía

  • Hablar en exceso.
  • Gritar.
  • Frío, humedad.
  • Exceso de tabaco.
  • Ambiente cargado.
  • Resfriado, infección…

Fitoterapia

Prepare una infusión con erísimo*, tomillo, orégano y malva. Una parte de la infusión la usaremos para hacer gárgaras, varias veces al día, y el resto lo tomaremos con un poco de miel.

*Erísimo también conocido como hierba de los cantores como su nombre indica, era ya usada por los juglares en la Edad Media para tratar las afecciones de la garganta y cuidar su voz, debido a sus propiedades balsámicas y expectorantes. Es quizá, junto a la Agrimonia, una de las mejores plantas medicinales para la afonía.

Remedios populares para la afonía

    Jarabe de azúcar integral y cebolla
  • Poner a hervir dos cebollas grandes en medio litro de agua durante 15 ó 20 minutos.
  • Colar el líquido y añadir algunas cucharadas de azúcar moreno.
  • Triturar la mezcla resultante.
  • Conservar en la nevera y beber varias veces al día.

Gárgaras

Las gárgaras es una forma tradicional de curar la afonía y otras afecciones de la garganta. Se puede utilizar agua salada, agua con zumo de limón o zumo de limón con miel.

Suplementos para la afonía

  • La vitamina C: alivia los síntomas del resfriado y hace más rápida la recuperación.
  • El propóleo: es especialmente indicado cuando hay afecciones de garganta, como la afonía, ya que posee una gran acción antibacteriana.
  • La equinacea: refuerza las defensas.

Aromaterapia

Realice gargarismos cada 2–3 horas, diluyendo 2 gotas de aceite esencial de árbol del té y 2 gotas de aceite esencial de eucalipto en medio vaso de agua, puede además colocarlos en un difusor.

Oligoterapia

  • Cinc: es el más indicado para tratar las infecciones del frío y elevar las defensas.
  • Bismuto: para cualquier enfermedad o infección otorrinolaringológica (otitis, afonía, sinusitis, faringitis, laringitis, anginas, etc.)
  • Manganeso-cobre: es ideal como remedio "de fondo" para los casos de afonía que tienden a la cronicidad.

Consejos generales para combatir la afonía

  • No fume.
  • Evite hablar o hable a un tono en el que no fuerce la voz.
  • Mantenga  limpias las vías nasales para no respirar por la boca.
  • Evite los cambios bruscos de temperatura.
  • Salga a la calle con la garganta protegida.
  • Beba mucho, hidrata las cuerdas vocales.
  • Es importante mantener un buen grado de humedad en el aire. Si es necesario utilice un humificador.
En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Artículos Relacionados