La apendicitis, síntomas y tratamiento natural

¿Quieres conocer los síntomas de una apendicitis, sus causas más habituales así como los remedios y terapias naturales que pueden sernos de ayuda?

¿Qué es la apendicitis?

Es la inflamación de la mucosa que recubre la superficie interna del apéndice vermiforme, pequeño saco que se encuentra cerca del punto de unión del intestino grueso con el intestino delgado.  

Síntomas de un ataque de apendicitis

Al inicio suele aparecer un dolor continuado en la región umbilical, que aumenta con el movimiento. Puede parecerse a un cólico.
Pasadas unas horas, en las que el dolor se va intensificando, se localiza en la parte inferior derecha del abdomen, síntoma que va acompañado de falta de apetito y malestar general.

Normalmente, aparecen nauseas y vómitos, fiebre moderada (38 - 39º C), y la lengua está sucia.

Si la inflamación ha progresado mucho, la cubierta abdominal se contrae, endureciéndose como una tabla de madera.
En bebes y niños, el dolor se generaliza. En la mujer embarazada, el punto doloroso asciende, pues el apéndice se va empujando hacia arriba a medida que avanza el embarazo.

Causas de la apendicitis

La presencia de cálculos, heces endurecidas o cuerpo extraño en el intestino puede obturar fácilmente la abertura del apéndice al intestino, causando irritación, inflamación e infección bacteriana en el apéndice.

En algunos casos, la infección bacteriana es la causa de que los ganglios linfáticos se hinchen y pulsen la pared del apéndice causándole una actividad inadecuada.

Tratamiento habitual

Aun si los exámenes utilizados no afirman un diagnostico claro, en la mayoría de los casos, el tratamiento es la apendicectomía, intervención quirúrgica para extirpar el apéndice.

El apéndice tiene una función de tipo inmunológica, pero se trata frecuentemente como un órgano no esencial.

Remedios de urgencia (ayuno, homeopatía, acupuntura…)

Si existen dudas sobre el diagnóstico, y el médico decide no extirpar el apéndice, se recurrirá al más estricto reposo hasta que hayan desaparecido TODOS los síntomas de la irritación.

Nutrición en caso de apendicitis

Con la aparición de los primeros síntomas hay que hacer un ayuno, en el que está absolutamente prohibida la ingesta de cualquier alimento. Solo se permite una pequeña cantidad de líquido, agua fresca e infusión de manzanilla dulce o amarga. Una vez desaparecidos los síntomas más agudos e inquietantes se puede pasar a una dieta líquida de zumos, de zanahoria, remolacha, arándano o uva.

Tanto para prevenir una apendicitis como para recuperarse después de una apendicectomía, es necesario tomar habitualmente frutas, verduras y cereales integrales, alimentos ricos en fibra que facilitan la digestión. Se pueden incluir en la dieta germinados, leches vegetales, semillas, y fruta seca, así como zumos de frambuesa, ruibarbo, col fermentada, sauco y ciruela que estimulan la digestión.

Evitar embutidos, grasas animales, lácteos y azucares refinados pues son la causa principal de posibles problemas intestinales. 

Plantas medicinales

  • Plantas con principios antibacterianos como Menta, Tomillo, Tila y Romero para evitar infecciones que pueden derivar en apendicitis.
  • Plantas de tipo espasmolítico, como el Mundillo, para mejorar la función motora del intestino.
  • Aceite de oliva y semillas de lino para mejorar la lubrificación intestinal.

Homeopatía para la apendicitis

Al iniciarse los síntomas de una apendicitis y dependiendo de las modalidades, de las características del dolor … elegiremos entre algunos remedios como: Aconitum Napellus, Belladona, Bryonia, Crotalus Horridus, Iris Tenax, Lachesis o Mercurius que pueden ser de gran ayuda.

Solo el homeópata profesional podrá atenderle con la urgencia que necesita, pues la importancia de la elección del remedio adecuado es primordial en un caso de apendicitis aguda.

Acupuntura

La acupuntura puede ser un tratamiento efectivo siempre que se aplique en cuadros iníciales de menos de 24 horas y reúna otros requisitos favorables como temperatura moderada, leve contracción abdominal…  

Otros tratamientos naturales

  • La aplicación de vendajes o rodillos calientes en la región lumbar agilizan la digestión.
  • Cataplasmas de barro frías y gruesas aplicadas en la parte inferior derecha del abdomen.

Posible complicación - Peritonitis

Si la apendicitis no se trata a tiempo existe el riesgo de que se perfore el apéndice. En este estadio el dolor cesa momentáneamente y la persona puede sentirse mejor, haciéndose difícil el diagnostico.

Sin embargo, el contenido purulento del apéndice puede penetrar en la cavidad abdominal, infectando e inflamando el revestimiento de algunos órganos, empeorando el dolor y agravando el estado general de la persona.

En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Artículos Relacionados