Semillas de lino o linaza

Las semillas de lino o linaza tienen múltiples propiedades beneficiosas para un buen funcionamiento de nuestro organismo, ¿quieres conocerlas mejor?

¿Qué es el lino?

El lino o linaza, Linum usitatissimum en latín, es una planta herbácea de la familia de las Lináceas. Es de producción anual y se cultiva en los países mediterráneos desde hace más de 5.000 años.
Ha sido cultivada como planta textil y también por el aprovechamiento de sus semillas.

Existen más de doscientas especies de esta planta y, aunque es originaria Asia Central, se cultiva por todo el mundo.
Las semillas de lino o linaza son consideradas un alimento funcional ya que mantienen y mejoran el estado de salud y bienestar y reducen el riesgo de contraer o padecer enfermedades.

Propiedades de las semillas de lino o linaza

Las semillas de lino o linaza tienen un alto contenido de fibra y son muy ricas en ácidos grasos esenciales como el linoleico, omega 6,  el linolénico y omega 3. Estos ácidos grasos son muy necesarios para un correcto funcionamiento del nuestro organismo.

Algunas de los muchos beneficios que el consumo de las semillas de lino aportan al organismo son.

  • Ayudan a que se produzca la absorción de las vitaminas solubles.
  • Mejoran el estado de nuestra piel y ayuda a evitar la aparición de eczemas, acné, etc.
  • Previenen la aparición de problemas inflamatorios como la artritis.
  • Benefician al corazón y al sistema vascular previniendo la formación de trombos.
  • Debido a su alto contenido en fibra favorecen el tránsito intestinal.
  • Es aconsejable su consumo en las dietas para bajar de peso.
  • Ayudan a controlar el colesterol.
  • Los lignanos que contienen son eficaces en la prevención del cáncer de mama, de colón y de próstata.
  • Ayudan  a controlar la diabetes.
  • Regulan la tensión arterial.
  • Son un buen antioxidante.
  • Estimulan la flora intestinal.
  • Su contenido en lignana reduce los riesgos de enfermedades relacionadas con la disminución de estrógenos en las mujeres.

Componentes de las semillas de lino o linaza

Estos son algunos de los componentes que hacen que sea tan aconsejable incorporar las semillas de lino a nuestra dieta.

  • Ácidos grasos: destacan el linoleico, omega 6, el linolénico y el omega 3.
  • Aminoácidos: isoleucina, leucina, cisteína, etc.
  • Encimas.
  • Linina.
  • Lecitina.
  • Fito estrógenos: lignanos.
  • Fibra: mucílagos, pectinas.
  • Minerales: calcio, cromo, hierro, fósforo, etc.

¿Cómo consumir las semillas de lino o linaza?

Podemos utilizar las semillas de lino remojadas en agua, licuadas o trituradas.
Las añadiremos a los zumos de fruta, yogures, salsas, ensaladas, sopas, etc.
Con la harina de semillas de lino podemos elaborar pan, galletas, bollos o bizcochos.
También podemos incorporar a nuestra dieta el aceite de semillas de lino.

¿Tienen contraindicaciones las semillas de lino?

    No es conveniente el consumo de semillas de lino si:
  • Padeces de colon irritable en etapa de diarrea.
  • Padeces diverticulitis, en este caso es más aconsejable consumir el aceite o la harina de semillas de lino pues las semillas enteras pueden irritarte más.

Artículos Relacionados

  • El alpiste
    El alpiste es una gran fuente de proteínas vegetales que, además, nos aporta...
  • La Chía
    La Chía es un cereal precolombino que estuvo a punto de desaparecer y que...
  • Semillas de cáñamo
    Las semillas de cáñamo son quizá las mejores proteínas vegetales que existen...