Salsa bechamel sin leche

Saber como hacer una salsa bechamel sin leche es muy importante para toda todas aquellas personas que, por el motivo que sea, no pueden tomar lácteos.

Normalmente los cocineros daban a las salsas el nombre de los señores para quienes trabajaban.
De esta forma apareció la salsa de bechamel, cuyo nombre provenía del Marques de Béchamel.

Los ingredientes básicos de una bechamel son la mezcla de harina con mantequilla, formando un "roux" como elemento espesante y como parte líquida la leche.
Si lo deseamos podemos sustituir la mantequilla por aceite y la leche de vaca por bebida de soja o de avena.

Ingredientes para la bechamel sin leche

  • 30 ml. de aceite de oliva.
  • 2 cucharadas de harina.
  • 600 ml. de bebida de soja.
  • Una pizca de nuez moscada.
  • Sal y pimienta blanca.

Elaboración de la bechamel sin leche

  • Calentar el aceite dentro de un cazo, a fuego lento. Añadir la harina sin dejar de remover y dejar cocer muy lentamente, de 2 a 3 minutos, sin que llegue a tostarse.
  • Verter la soja poco a poco, removiendo sin cesar, para que no se formen grumos. Seguir removiendo hasta que la mezcla sea homogénea. A continuación subir el fuego para que alcance el punto de ebullición, teniendo la precaución de continuar removiendo suavemente.
  • Echar la nuez moscada, sal y pimienta. Reducir el fuego y dejar que prosiga la cocción muy lentamente, removiendo a menudo para evitar que la salsa se pegue al fondo del cazo. El sabor que esto provocaría estropearía totalmente la salsa y tendríamos que repetirla.

Nuestro consejo

Si queremos hacer una verdura cubierta con salsa bechamel sin leche y gratinada, podemos hacer dicha bechamel sustituyendo la leche que se utilizaría de forma convencional, por el agua de la cocción de la verdura que hayamos escogido.

Artículos Relacionados