Kali Carbonicum, ‘’El gran control mental’’

El remedio homeopático Kali Carbonicum es ideal para la gente de una grandísima rigidez mental que no entiende nunca de términos intermedios.

¿De dónde proviene?

El Kali Carbonicum es Carbonato de Potasio. Se encuentra en la estructura de todas las plantas. Las cenizas de la madera, los vegetales quemados están repletos. Hace más de 3.000 años que se usa con fines medicinales. Es una sal blanca, soluble al agua e insoluble al alcohol y es muy ácida. Se usa habitualmente para la confección de jabón y vidrio.

¿Cómo es la persona Kali Carbonicum?

Kali Carbonicum es el dogma personificado (muy comprometido), al extremo de absoluta rigidez e inflexibilidad. Es el control absoluto, en el sentido más duro de la palabra.

  • No entiende de términos medios. Kali Carbonicum es blanco o negro, muy correcto e impecable en su conducta, de apariencia muy convencional. Con una apariencia de solidez importante.
  • Está muy intelectualizado, no en el sentido de encontrarle un análisis. A Kali Carbonicum le interesa el mantenimiento del control sobre cualquier situación de manera sistemática.
  • Gran amante de la rutina, porque no se le escapa detalle, también esta le irrita.
  • Internamente, Kali Carbonicum puede encerrar una sensibilidad importante. Si oye problemas de otras personas, puede parecer que no escucha, pero al cabo de los días, las semanas, presenta una solución muy válida a todo aquello que se habló en el sentido más práctico.
  • Será admirado por su entereza y dignidad aunque Kali Carbonicum esté sufriendo en silencio uno de sus episodios más duros de la vida, y se le descontrolarán las reacciones en cuestiones secundarias sin importancia.
  • Está poseído por los miedos, entre ellos, a la oscuridad, a perder el control en reuniones sociales, al futuro, a la enfermedad. Aunque más que miedo a todo esto, Kali Carbonicum teme a la incertidumbre que sabe es lo único que no puede controlar.
  • La ansiedad se centra orgánicamente en el estómago y el menor contacto con la piel para Kali Carbonicum desencadena una sensación desagradable.

¿Sabías que…?

La persona Kali Carbonicum puede permanecer varias semanas sin dormir. Kali Carbonicum no sabe que a partir de media noche, de 2 a 4 de la mañana, es cuando su control mental pierde la fuerza. Al relajarse, las expresiones de su cuerpo y emoción se acentúan. Se despierta.

Arriesgará su cargo, su carrera, todo, antes de dar su brazo a torcer, aunque se le haga a entender que llega a extremos irracionales.

Asume cargos de responsabilidad, de dirección, de poder. Kali Carbonicum gasta un talante absolutamente autoritario. Está convencido que se puede luchar para evitar cualquier cambio y si éste sucediera, será porque el determinaría que fuera así.

¿Cómo lo puedo conocer?

Kali Carbonicum tiene los párpados inflamados. Características las bolsas en los ojos. Puede tener obesidad importante.

Está siempre bien, saludable. Kali Carbonicum es fuerte, decidido, puede ir un poco encorvado.
Despierta admiración por su tenacidad y orden. Kali Carbonicum llega a todo lo que se propone.

¿Cómo se consuela?

Kali Carbonicum es un gran sufridor. A su vez, somatiza con mucha facilidad. Muy sensible a las corrientes de aire, puede entrar en paranoia buscando la más leve brisa dentro de una casa.
Su consuelo son los alimentos dulces, todo lo que es dulce.

¿Qué lastre tiene Kali Carbonicum?

Su exceso de control, el querer dominar y dominarse, lo sucumbe a una tensión de tal magnitud que es como si los órganos más importantes, a excepción del cerebro, sucumben antes.

El control deja a Kali Carbonicum bastante pobre en algunas parcelas de sí mismo. No sabrá conducirse, lo llevará a extremos emocionales de intensa tristeza, depresión… En su fondo, nunca está tranquilo, aunque no es fácil de ver.

Para terminar…

Kali Carbonicum es excepcional para cuadros severos gastrointestinales donde hay mucha flatulencia con alternancia de estreñimiento y diarrea.

También en cuadros bronquiales, neumonías… con mucosidad espumosa y grisácea, con muy difícil expectoración, puede llegar a vomitar el moco.

En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Artículos Relacionados