Aceite de semillas de uva, propiedades

El aceite de semillas de uva es un aceite ideal para incorporar a nuestra dieta ya que se puede convertir en un grandísimo aliado de nuestra salud.

Aceite de semillas de uva

Este aceite se extrae de la presión de las semillas de la uva roja que es la misma que se utiliza para hacer el vino.
El aceite de semillas de uva roja ofrece múltiples beneficios a nuestra salud y no debería faltar en ninguna cocina, pues su uso es muy recomendable.

El aceite de semillas de uva es muy recomendable para freír los alimentos ya que al calentarse no produce carcinógenos y es ideal para aderezar nuestras ensaladas.

Composición del aceite de semillas de uva

  • 8% de grasas saturadas: ácidos palmítico y esteárico.
  • 15% de grasas monoinsaturadas: ácido oleico.
  • 70% de grasas poliinsaturadas: ácido linoleico, conocido como Omega 6.

Propiedades del aceite de semillas de uva

En nuestra cocina podemos utilizar el aceite de semillas de uva para cocinar, freír u hornear todo tipo de alimentos; también en crudo para aliñar nuestras ensaladas.

    Algunos de los beneficios que podemos obtener del uso de este aceite son:
  • Ayuda a reducir el colesterol malo, LDL.
  • Ayuda a controlar los triglicéridos.
  • Aumenta el colesterol bueno (HDL)
  • Previene la hipertensión y la obesidad.
  • Previene los infartos.
  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Tiene propiedades anticoagulantes.
  • Efectivo contra el estreñimiento.
  • Tiene propiedades antiinflamatorias.
  • Ayuda a combatir problemas oculares como la tensión ocular.

Usos del aceite de semillas de uva en belleza

El aceite de semillas de uva es muy rico en antioxidante y es un ingrediente muy utilizado en la composición de muchos de los productos de belleza que nos ofrece el mercado.

Es un aceite que nuestra piel absorbe muy fácilmente, por lo que incluso lo podemos utilizar como sustituto de la crema hidratante ya que no deja una sensación grasosa en el cuerpo.

    Si ya lo tenemos en nuestra cocina también podemos usarlo para:
  • Combatir la celulitis.
  • Fortalecer la piel, manteniéndola más tersa y sin arrugas.
  • Es ideal para combatir el acné.
  • Podemos usarlo para humectar nuestra piel.
  • Ideal para usarlo como aceite para masajes.

Artículos Relacionados