Vías urinarias, problemas y remedios naturales

En este artículo veremos los problemas más habituales que pueden sufrir las vías urinarias así como los remedios naturales más comunes y eficaces.

¿Qué son las vías urinarias?

Las vías urinarias son los órganos del cuerpo que producen y eliminan la orina. Las componen:

  • Los uréteres: son cada uno de los conductos por donde desciende la orina, desde los riñones a la vejiga.
  • La vejiga: recibe la orina de los uréteres y la expulsa al exterior del cuerpo a través de la uretra. Este órgano muscular y membranoso actúa como una especie de bolsa para almacenar la orina producida por los riñones.
  • La uretra: es el conducto por el que pasa la orina desde la vejiga urinaria hasta el exterior del cuerpo durante la micción.
  • Los riñones: están ubicados en la parte posterior del abdomen, uno a cada lado de la columna vertebral. Están protegidos por las costillas y por dos capas de grasa. Se encargan de filtrar la sangre del aparato circulatorio y permiten la eliminación, a través de la orina, de los diversos residuos metabólicos.

Enfermedades más habituales de las vías urinarias

En principio cualquiera puede sufrir una enfermedad de las vías urinarias pero tienen mayor riesgo los diabéticos y los hipertensos. También si se padecen enfermedades cardiacas o si se tienen antecedentes familiares con enfermedades renales.

  • Cólico de riñón o urolitiasis: Enfermedad causada por la presencia de cálculos o piedras en el interior de los riñones o de las vías urinarias.
  • Cistitis o infección de orina: La provoca una invasión de microorganismos en el tracto urinario. Produce dolor y necesidad de ir al baño.
  • Cistitis no infecciosa o molestias urinarias: Cistitis que presenta los mismos síntomas que la infección de orina. Se produce sobre todo en verano.
  • La prostatitis: Inflamación de la próstata que causa molestias al orinar, mucho dolor, escozor y un aumento del número de micciones.
  • Pielonefritis o infección del riñón: Es una enfermedad de las vías urinarias causada frecuentemente por el llamado reflujo vésico-ureteral (orina "hacia atrás")
  • Cálculos renales o piedras en el riñón: Son cuerpos cristalizados que se producen en el riñón o en el uréter.
  • Insuficiencia renal: La insuficiencia renal se produce cuando los riñones funcionan de forma deficiente.

Plantas medicinales adecuadas para el riñón

Algunas plantas medicinales pueden ser muy útiles para tratar los problemas más comunes de las vías urinarias.
En general toda planta que tenga un efecto diurético es buena para el riñón ya que se estimula la producción de orina y esto hace que se eliminen con más frecuencia y eficacia las toxinas:

  • Abedul, cebolla, cerezo, fresa, hinojo, laurel, ortiga verde y perejil. Casi todas las podemos tomar en infusiones, decocción o bien consumir directamente el fruto.
  • El diente de león: poderoso diurético, ayuda a la expulsión de piedras del riñón y es un buen estimulante de la función hepática y biliar.
  • La cola de caballo: se recomienda en casos de cistitis y enfermedades relacionadas con las vías urinarias que derivan en una escasa producción de orina.
  • El estigma de maíz y los pedúnculos de la cereza: que además favorecen la eliminación de toxinas.
  • Pelosilla o Velosilla: es una de las mejores plantas para las vías urinarias ya que es muy diurética pero no hace que perdamos Potasio.

Una buena alimentación para nuestros riñones

Algunos alimentos tienen propiedades medicinales sobre los riñones, previniendo y estimulando la curación de las enfermedades de las vías urinarias. Entre ellos destacan:

  • Verduras y frutas: El apio, por el aceite esencial que contiene, favorece la dilatación de las arterias del riñón (esto provoca mayor volumen de orina, aumentando la diuresis). La berenjena también tiene acción diurética.
  • La vitamina A evita la formación de arenilla y cálculos renales por lo que el consumo regular de zanahorias es muy bueno en estos casos.
  • La sandía y el melón son las frutas diuréticas por excelencia. Se recomienda comer estas frutas solas y fuera de las comidas.
  • Los arándanos azules y rojos ayudan a prevenir y a tratar la cistitis. Sus propiedades medicinales se deben a los fitonutrientes: antocianinas, taninos y mirtilinaque tienen acción antiséptica y antibiótica sobre los gérmenes causantes de las infecciones urinarias.
  • Las frutas en general, frescas, bien maduras y jugosas, y la leche vegetal de avena, arroz, etc. son alimentos útiles en las alteraciones renales.

Nuestro consejo

Es muy importante para cuidar las vías urinarias limitar el consumo de bebidas alcohólicas, tener una dieta equilibrada y, sobre todo, beber abundante agua.

En definitiva, no dejen de ir al médico si presentan antecedentes familiares o se notan dolencias renales; lleven una alimentación equilibrada sin abusos y realicen ejercicio periódicamente.

En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Artículos Relacionados