Los prebióticos, el alimento de la flora intestinal

Los prebióticos son poco conocidos pero, realmente, son imprescindibles ya que sin ellos nuestra flora intestinal no podría alimentarse.

¿Qué son los prebióticos?

Los prebióticos son nutrientes no digeribles de la dieta que benefician la salud de nuestra "flora intestinal".

Diferencias entre prebióticos y probióticos

Los alimentos prebióticos son aquellos que "alimentan" la flora intestinal mientras que los probióticos son esos microorganismos que la forman.

Fuentes naturales

La inulina y la oligofructosacáridos son una de las fuentes más habituales de probióticos. Normalmente se extraen (o los aportan) de alimentos como la achicoria, la alcachofa, la cebolla, el ajo, el espárrago, el plátano, los cereales, los melocotones, etc.

Propiedades de los prebióticos

  • Mejoran, de forma indirecta, el sistema inmunológico ya que "alimentan" la flora intestinal.
  • Favorecen una buena evacuación intestinal ya que, de hecho, los prebióticos son un tipo de fibra alimentaria. Esto ayudaría a prevenir el Cáncer de Colon.
  • Como hemos dicho antes su función o propiedad más importante es producir el sustrato o alimento donde crecerá la flora intestinal (probióticos)

¿Cuándo puede ser necesario tomarlos?

Normalmente los prebióticos suelen estar más indicados cuando sufrimos de estreñimiento crónico y, sobre todo, después de tomar medicamentos agresivos para la flora intestinal (como los antibióticos)

Normalmente se suelen tomar junto a la flora intestinal (probióticos) Cuando van juntos se llaman Simbióticos.

¿Cómo se suelen vender?

En general, los prebióticos se venden en forma de cápsulas que son resistentes a los ácidos del estómago a fin de que lleguen al intestino con toda su efectividad.

Aquí hablaríamos de prebióticos en forma "concentrada". Es ideal cuando necesitamos que actúen de forma rápida sino con los alimentos que hemos comentado ya se suele tener suficiente.

¿Cuáles son sus enemigos?

  • Los antibióticos son unos de los principales enemigos de todo nuestro "ecosistema" intestinal. Al igual que acaban con las bacterias responsables de una infección también suelen dañar nuestra flora intestinal.
  • Las diarreas agudas.
  • Las infecciones persistentes.
  • El estreñimiento crónico.

Conclusión

Una dieta rica en verduras nos ayudará muchísimo a equilibrar nuestros niveles de prebióticos ya que además de aportarlos también evita el estreñimiento, por lo que su funcionamiento será más eficaz.

Así, pues, con un buen alimento (los prebióticos) nuestra flora intestinal (probióticos) cumplirán todas sus funciones (fortalecer el sistema inmune, mejorar los procesos de digestión y absorción de nutrientes, etc.) más fácilmente.

En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Artículos Relacionados

  • Cura Tibetana del Ajo
    Cura tibetana del ajo es la cura más sencilla, eficaz y barata que existe,...
  • El Kéfir
    El Kéfir es una especie de Yogur muy apreciado en todo el mundo por sus...
  • La jalea real
    La Jalea Real es un alimento elaborado por las abejas para su reina destacando...