Ácido gamma-linoleico, tu cuerpo bien engrasado

El ácido gamma-linoleico, GLA, es uno de los llamados ácidos grasos esenciales y es fundamental para que nuestro organismo funcione correctamente.

¿Qué es el ácido gamma-linoleico?

Como ya hemos dicho es uno de los llamados ácidos grasos esenciales y forma parte de los ácidos grasos esenciales Omega 6.

Son ácidos grasos poliinsaturados y son esenciales porque debemos adquirirlos a través de nuestra dieta pues nuestro organismo no los puede sintetizar y son muy necesarios para que las células funcionen correctamente.

Fuentes de ácido gamma-linoleico

Si recibimos un buen aporte de ácido linoleico nuestro cuerpo puede producir, a partir del él, todo el GLA que necesita, pero esto no es siempre así, pues en muchas ocasiones la edad avanzada, demasiado ingesta de alcohol, eccemas o por infecciones, esta conversión no se produce.

    El aporte de ácido gamma-linoleico nos llega a través de los siguientes aceites:
  • Aceite de onagra.
  • Aceite de borraja.
  • Aceite de semilla de grosella negra.
  • La leche materna también es rica en este ácido esencial.

Estos aceites deben ser siempre de primera presión en frío y consumirlos en crudo, por ejemplo en las ensaladas.

Deficiencias de los ácidos grasos esenciales

Si nuestro organismo tiene una carencia de ácidos grasos esenciales, entre ellos de ácido gamma-linoleico, puede presentar alguno de los siguientes problemas:

  • Pérdida de visión.
  • Mala cicatrización.
  • Infecciones frecuentes.
  • Caída de cabello.
  • Hipertensión.
  • Reumatismos.
  • Alergias.
  • Piel seca.

Beneficios del ácido gamma-linoleico

  • Facilita la pérdida de peso.
  • Mejora los síntomas de depresión y esquizofrenia.
  • Alivia los síntomas del síndrome premenstrual.
  • Corrige la coagulación anormal.
    Se están estudiando los beneficios del ácido gamma-linoleico para tratar los siguientes problemas de salud:
  • Tratamiento del eccema.
  • Mastalgia cíclica.
  • Neuropatía diabética.
  • Osteoporosis
  • Trastorno de déficit de atención.
  • Artritis reumatoide.

¿Sabías que...?

La incidencia de enfermedades degenerativas aumento después de la Segunda Guerra Mundial, a partir de cuando los aceites empezaron a extraerse en caliente. Con esto disminuyó la calidad nutricional de los aceites convirtiéndolos en un factor de riesgo para la salud.

Artículos Relacionados