Las amebas, parásitos causantes de la amebiasis

En este artículo veremos, a fondo, el tratamiento y la cura para combatir las amebas, que son unos parásitos intestinales que causan la amebiasis.

¿Qué son las amebas, causantes de la amebiasis?

Las amebas del tipo Entamoeba histolytica son microorganismos que viven como parásitos intestinales en humanos y perros. En su ciclo de vida, antes de llegar a la fase parasitaria, están en estado latente en un quiste cubierto de quitina (compuesto celular que da cierta dureza al caparazón de los insectos) protegiendo el conjunto de amebas del exterior.

Una vez consumido el quiste, entran en el estómago y en él se liberan las amebas, con la ayuda de los jugos estomacales, expandiéndose y produciendo la amebiasis. Estos parásitos se alimentan básicamente de bacterias y restos de los nutrientes del estómago de su hospedador.

¿Qué es la amebiasis?

La amebiasis es la enfermedad parasitaria que producen las amebas al entrar en contacto con el intestino de su hospedador. La OMS estima en unos 50 millones al año los nuevos contagios de la amebiasis, en los que se registran hasta 70.000 muertes por estos parásitos en los países menos desarrollados. Las amebas se presentan sobretodo en países cálidos, pero cada vez más en países de climas más fríos.

Modo de contagio de las amebas

  • Las amebas se contagian al consumir, de forma inadvertida, los quistes.
  • Estos pueden encontrarse en alimentos extraídos del suelo, como verduras, tubérculos, etc.
  • Por agua o por tocar insectos infectados con las amebas (como la mosca o cucaracha) y luego consumir algún alimento, sin lavarse las manos, lo que deja vía libre a estos parásitos.
  • Las amebas también tienen cierto componente de enfermedad venérea y se puede contraer por relaciones sexuales a través del contacto anal y bucal.

Síntomas de la amebiasis

  • La amebiasis o amebas estomacales producen la siguiente sintomatología:
  • Fatiga.
  • Diarrea.
  • Náuseas.
  • Pérdida de peso.
  • Fiebre ocasional.
  • Dolor abdominal.
  • Gases intestinales.
  • Flatulencia pertinaz.

En escasas ocasiones las amebas se traspasan a otras zonas del organismo produciendo infecciones y síntomas más graves, como un absceso hepático (masa llena de pus dentro del hígado).

Cómo prevenir el contagio de las amebas

Para prevenir el contagio de las amebas, principalmente, hay que recurrir a la higiene de los alimentos crudos y de las manos antes de comer. Así evitaremos que este parásito pase a nuestros intestinos por la alimentación.

También si se viaja a los trópicos o países endémicos de la enfermedad, evitar el hielo en las bebidas, no consumir agua que no esté embotellada o que no esté tratada y evitar los alimentos crudos o frutas sin pelar.

En cuanto a las relaciones sexuales, tanto para prevenir la amebiasis como cualquier otra enfermedad venérea, el uso del condón es la mejor prevención.

Remedios naturales para las amebas

  • Chaparro amargoso (Castela tortuosa): Planta sudamericana muy usada contra las diarreas, para combatir las amebas y otros parásitos estomacales.
  • Guayabo (Psidium guajava): No confundir con la fruta. Es un pequeño árbol con propiedades antidiarreicas del que podemos obtener beneficios contra la amebiasis.
  • Roble (Varios tipos de árboles del género Quercus): También tiene beneficios contra las amebas e infecciones estomacales y es más fácil de conseguir en el hemisferio norte.
  • Extracto de semilla de pomelo y el Neem: nos pueden ayudar muchísimo, tanto como prevención como cuando ya tenemos la amebiasis.
  • Kuzú con Umeboshi: ambos productos tienen un buen efecto antiséptico sobre el sistema digestivo y pueden ayudar a mejorar los síntomas así como dificultar el avance de la infección.

Nuestros consejos

Le recomendamos que antes de viajar a países tropicales se informe de las medidas preventivas para no contraer enfermedades. Considere que el organismo de los no nativos no está inmunizado, siendo objetivo fácil de microbios, bacterias y parásitos.

En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Artículos Relacionados

  • El árbol del Neem
    El árbol del Neem ha sido usado, desde tiempos remotos, en los países asiáticos...
  • El Kudzu o Kuzu
    El kuzu o kudzu es el almidón de la Pueraria y tiene propiedades tan dispares...
  • El Umeboshi
    Las Umeboshis son una variedad de ciruelas fermentadas muy utilizadas, por sus...