¿Qué es la próstata?, remedios naturales

La próstata, con la edad, puede dar distintos problemas, así que conviene conocer esos síntomas y las plantas, nutrientes y alimentos convenientes.

Hay todo un proceso de cambio, a medida que pasan los años, en los hombres y en su próstata.

¿Qué es la próstata?

La próstata es una glándula que forma parte del aparato reproductor masculino. Tiene el tamaño aproximado de una nuez y rodea la uretra. La misión de la próstata es producir el líquido seminal que transportará los espermatozoides.

¿A los hombres también les afectan los cambios hormonales?

Los niveles hormonales van variando. Los niveles de testosterona libre disminuyen pasados los cincuenta años y se forma la dihidrostestosterona (DHT), dando como resultado la acumulación de tejido prostático. También aumentan los niveles de otras hormonas.

Síntomas que pueden ocasionar la próstata

  • Dificultad en comenzar a miccionar.
  • Poca fuerza del chorro de la orina.
  • Necesidad de levantarse varias veces a orinar por la noche.
  • Goteo tras orinar.
  • Fiebre y cansancio.
  • El paciente orina con mucha frecuencia y lo hace con mucho ardor.

Por lo demás es cierto que algunas personas no tienen ningún síntoma y sólo se descubre algún problema en un control rutinario o a través de las analíticas de sangre (PSA).

Plantas medicinales para la próstata

  • Existen muchas plantas que nos pueden ayudar en caso de problemas de próstata:
  • Sabal: Puede llegar a tratar la hiperplasia de próstata (tanto la benigna como la maligna), ayudando a recobrar la facilidad de orinar y disminuir el dolor del paso de la orina por la uretra, así como mejorar laos problemas de impotencia. Los ácidos grasos y esteroles de esta planta inhiben el transporte de DHT y se unen a los receptores de la célula, reduciendo la actividad de la enzima que cataliza la producción de estrógenos y la transformación de testosterona a DHT.
  • Ortiga: Con gran contenido en sílice, ácido fórmico, histamina y 5-HTP, inhibe la producción de DHT, estimulando y relajando el tracto urinario, aliviando el número excesivo de micciones nocturnas.
  • Cola de caballo y el estigma de maíz (pelo de panocha o choclo): son otras plantas fantásticas para la próstata.

Nutrientes adecuados

  • Complementación con Vitaminas del grupo B (concretamente la B6), Vitamina D y E.
  • Zinc: Mineral que juega un papel fundamental en la función sexual. Es el mineral más abundante en la próstata. No sólo se necesita para la fabricación de progesterona sino que previene de la producción excesiva de DHT, responsable de lesiones de próstata.
  • Licopeno: Carotenoide que se encuentra también en gran cantidad en la próstata y que trata su envejecimiento. Es un potente antioxidante.
  • Selenio: Necesario para la producción de glutatión peroxidasa, otro antioxidante, inhibe el cadmio, metal pesado muy nocivo. Actúa junto con la Vitamina E para equilibrar y desinflamar la próstata.
  • Ácidos Grasos, Omegas 3 y 6: Corrige la deficiencia en próstata que se observa típicamente en problemas de próstata, trabajando sobre los radicales libres.

Homeopatía

Se ajustará al estudio en concreto con todos sus matices. Entre los numerosos medicamentos utilizados para tratar la próstata encontramos:
Conium Maculatum, Sabal Serrulata, Silicea... considerando siempre el grado de hiperplasia y si hay infección.

Alimentos o dieta para la próstata

Ciertos alimentos pueden retrasar o aliviar la hipertrofia de esta glándula, mientras que otros pueden irritar las vías urinarias y la agravan:

  • Aumentar: Tomates, Soja, Frutos Secos, Zinc, Frutas desecadas, Legumbres, Pectina de cítricos, Ajo, Fibra. Las semillas de calabaza son muy ricas en zinc y ácidos grasos esenciales. Aceite de semillas de calabaza (zapallo) a modo de aliño dos veces al día suele ser un remedio espectacular para la mayoría de problemas de próstata. Las granadas son, sin duda, la mejor fruta para la próstata por su efecto antioxidante, además dificulta la acumulación de estrógenos en esta zona.
  • Reducir o Eliminar: Especias, café, leche, grasa animal, carnes rojas, azúcares refinados, alcohol y tabaco.

Hábitos adecuados para la próstata

Intente hacer ejercicio moderado sin pasar largas horas sentado. El ejercicio que vaya a realizar mire de no hacerlo sentado (muchos urólogos desaconsejan la bicicleta)

El estrés tanto mental como físico es un gran factor que produce cambios hormonales.

Hay que considerar que una manera de proteger la próstata es a base de baños moderados de sol ya que promueve síntesis de Vitamina D (gran protectora de la próstata).

Se ha demostrado una asociación muy directa entre el exceso de colesterol LDL y el desorden prostático.

Una buena salud sexual es muy recomendable para atenuar la hiperplasia prostática.

En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Artículos Relacionados