Trucos para quitar el sabor a quemado

Hay veces que daríamos lo que fuera por conocer trucos para quitar el sabor a quemado de la comida así que tomad buena nota de estos tips o consejos.

La comida se nos ha quemado ¿qué podemos hacer?
La primera idea que nos viene a la cabeza es que tenemos un problema sin solución; la comida ya está estropeada, tendremos que tirarla y volver a empezar.

Ya sabemos que no es lo ideal pero antes de aceptar el desastre total vamos a intentar salvar la situación con alguno de estos trucos.

Trucos para quitar el sabor a quemado de la comida

  • Cuando notemos que se nos quema la comida, primero tenemos que apartar la cazuela del fuego y enseguida pasar la comida a otra cazuela limpia, procurando no rascar el fondo para no coger nada del alimento quemado.
  • En el caso de legumbre o arroz, una vez cambiado el alimento de cazuela, colocar dentro una hoja de lechuga y dejar cocer, lentamente, con la cazuela tapada unos minutos más (añadiendo un poco más de líquido a la cocción).
  • Cuándo nos demos cuenta que la comida empieza a pegarse y que podría coger sabor a quemado, añadir un poco de liquido y colocar el recipiente sobre un trapo grueso y mojado en agua fría, colocando otro trapo mojado tapando la cazuela. Mover la cazuela en forma de vaivén e ir cambiando el trapo de la base cada vez que se caliente por otro también mojado y frío. Si aún faltaran unos minutos para que la comida estuviera hecha del todo sólo hemos de mantener el recipiente cubierto con el trapo durante el tiempo que haga falta (sin sacar el paño de debajo de la base de la cazuela). De todos los trucos para quitar el sabor a quemado de la comida quizá este suela ser el más eficaz.
  • Si se nos ha quemado el arroz sumergir una cebolla cortada por la mitad, cubriéndola con más arroz. Tapar la cazuela y dejarla en reposo hasta que el sabor a quemado haya desaparecido. Puede sustituirse la cebolla por patata (papa) cruda también sumergida, o por una rebanada de pan blanco colocada sobre la comida. El sabor a quemado pasará a la cebolla, a la patata o al pan.
  • Si no podemos quitar el sabor a quemado de la comida podemos probar a añadir un poco de bicarbonato.

Conclusión

Lógicamente seria mejor evitar que la comida se nos quemara para no tener que emplear estos trucos para disimular el sabor y el olor a quemado. Mejor estar atentos y pendientes de la comida cuando la estemos cocinando, controlar la temperatura del fuego, evitando cocinar con el fuego muy alto y controlando el líquido de la cocción.

Si cualquier guiso se queda sin líquido y además lo estamos cocinando con el fuego muy alto es inevitable que llegue a quemarse sin darnos cuenta.

¿Sabias que...?

La comida quemada, además de tener un desagradable sabor y de perder su aroma, pierde también gran parte de su valor nutritivo.

Artículos Relacionados

  • Brochetas de Seitán
    Las brochetas de Seitán o gluten son una inmejorable manera de introducir esta...
  • Cocinar a la plancha
    Cocinar a la plancha es una técnica culinaria que gana adeptos cada día entre...
  • El Témpura
    Como hacer la Témpura no tiene mucho secreto con la receta japonesa que os...