Las legumbres, fuente de proteínas vegetales

Conocer las propiedades de las legumbres nos ayudará a entender la necesidad de incluirlas en nuestra dieta y, además, son una buena fuente de proteínas.

¿Qué son las legumbres?

Algunas plantas dan su fruto en vainas, y el fruto seco de estas vainas es lo que llamamos legumbres.
Existen varias clases de legumbres aunque las más conocidas y usadas en la cocina son: lentejas, garbanzos, habichuelas (judías o frijoles), habas y guisantes.

Aunque la apariencia de las legumbres, tamaño y forma, es diferente una de otras, la estructura es parecida: son frutos secos que están, separados, en el interior de las vainas.
Las legumbres forman parte de la alimentación de las personas desde tiempos remotos.

Composición de las legumbres

La mayor parte de la composición de las legumbres son hidratos de carbono pero es muy importante su aporte de proteínas vegetales. Las legumbres tienen tantas proteínas como pueda tener la carne y también aportan al organismo mucha fibra vegetal (importante en la lucha contra el estreñimiento), vitaminas del grupo B, calcio y hierro.

El hierro que podemos obtener del consumo de legumbres es absorbido más fácilmente que el de la carne.
El aporte de grasas de las legumbres es muy bajo y, si las tomamos como complemento, el aporte de calorías tampoco es preocupante.

Proteínas en las legumbres

El consumo de legumbres es indispensable en una alimentación bien equilibrada, siendo su aporte de proteínas vegetales muy importante.

Hay quien considera que estas proteínas de origen vegetas son de inferior calidad respecto a las de origen animal pues carecen de algunos aminoácidos, pero si las combinados adecuadamente con otros grupos de alimentos, como los cereales, conseguiremos un aporte de proteínas muy completas.

La riqueza de proteínas y ácidos nucleicos de las legumbres se considera como un antídoto contra el envejecimiento pues renuevan las células de nuestro cuerpo.

Debemos tener en cuenta que las proteínas vegetales que nos aportan las legumbres están libres de grasas saturadas y colesterol, por lo que consumir habitualmente legumbres correctamente combinadas con otros alimentos aportará a nuestro organismo, de forma muy sana, todas las proteínas necesarias para un correcto funcionamiento.

Como conservar las legumbres

Para no tener ninguna sorpresa con las legumbres debemos guardarlas en lugares frescos y secos y dentro de un recipiente de cristal bien tapado.
Si primero las cocemos podemos congelarlas o guardarlas en la nevera (friser) hasta que vayamos a usarlas.

Artículos Relacionados