La Valina, músculos en buen estado

La Valina es uno de los aminoácidos esenciales que nuestro organismo no fabrica por lo que tenemos que obtenerlo a través de una buena alimentación.

La Valina, L-Valina, es uno de los veinte aminoácidos que utilizan las células para sintetizar las proteínas.
De estos aminoácidos nueve son los llamados esenciales, uno de ellos es la Valina.

Este aminoácido es uno de los tres de cadena ramificada (BCAAs), los otros dos son la Leucina y la Isoleucina. Estos aminoácidos son los únicos usados por los músculos como combustible, por lo tanto los niveles plasmáticos de BCAAs disminuyen después del ejercicio.
La Valina fue obtenida y aislada por primera vez en 1901 por el químico alemán Emil Fischer.

Propiedades del aminoácido Valina

  • Es esencial para el crecimiento de tejidos nuevos.
  • Ayuda y favorece la recuperación muscular después del ejercicio físico.
  • Es necesaria para una buena cicatrización de las heridas.
  • Mejora los trastornos neuromusculares.
  • Previene el daño hepático.
  • Ayuda a mantener en equilibrio los niveles de azúcar en sangre.
  • Participa en el balance del nitrógeno.
  • Es necesario para mantener una buena salud mental.
  • La Valina es un aminoácido neutro que forma parte del código genético.
  • Previene la atrofia muscular después de una fractura ósea.
  • Ayuda a reducir el estrés.
  • Favorece el sueño.

Fuentes alimenticias o fuentes naturales del aminoácido Valina

Podemos encontrar todos los aminoácidos esenciales en las proteínas de origen animal pero también en legumbres y frutos secos.

La Valina se encuentra en alimentos de origen animal: carne roja, pollo, pescado, huevos y lácteos, aunque también la podemos encontrar en las legumbres, los frutos secos, cereales integrales y algunas frutas.

Una buena combinación de alimentos nos proporcionarán todos los aminoácidos esenciales necesarios para un buen funcionamiento del organismo.

¿Sabías qué...?

Los suplementos con los aminoácidos de cadena ramificada pueden ayudar a prevenir desgarros.
La carencia de los aminoácidos esenciales limita el desarrollo del organismo.

La incapacidad de metabolizar los aminoácidos de cadena ramificada Leucina, Isoleucina y Valina da lugar a la llamada enfermedad de jarabe de arce, denomina así porque la orina de la persona afectada presenta olor similar al jarabe de arce.
La carencia de Valina afecta a la mielina y al sistema nervioso.

Artículos Relacionados