Contaminación del aire, cómo paliarla

La contaminación del aire es uno de los problemas ecológicos más acuciantes al ser el medio en que vivimos y los vehículos ecológicos son una ayuda.

¿Qué es la contaminación del aire?

La contaminación del aire es uno de los primeros problemas de esta índole que nos afectan ya que sin beber o comer podemos estar días pero sin respirar por lo general apenas 4 minutos. El aire está compuesto en un 78% de nitrógeno y un 21% de oxígeno, 0,093 de argón y el resto de vapor de agua. Y esto es lo que los seres aeróbicos (que necesitan oxígeno para existir) precisan para vivir.

Cuando estos elementos se ven alterados por la mano del hombre (contaminación por fábricas, vehículos de explosión, etc.) o por causas naturales (erupciones volcánicas, tormentas de polvo, etc.) se produce la contaminación del aire.

Generalmente la mayor causa suele ser la que viene de origen humano y no sólo de las grandes fábricas, también el ciudadano de a pie puede hacer algo al respecto.

Principales contaminantes del aire

Las principales cusas de contaminación del aire de origen humano son la industria y el transporte. Según datos oficiales, el transporte público de personas, de carga y particulares produce el 80 % de los contaminantes a la atmósfera, el 3% la industria y el 10% restante el comercio y los servicios.

El consumo diario de combustible es de unos 43 millones de litros de combustible al día. Existen unos 3.5 millones de coches de motor de explosión circulando diariamente.

Los principales contaminantes de los vehículos de combustibles fósiles y que afectan la salud son:

  • El monóxido de carbono: Expulsado por la combustión parcial en los motores de los vehículos de gasolina.
  • Los hidrocarburos: Producidos por componentes de la gasolina y otros derivados del petróleo.
  • El plomo: Usado como aditivo de combustibles, es antidetonante para gasolina.

Contaminación del aire, salud y economía

En España el 10% del presupuesto oficial hasta hace poco (la crisis está bajando las cifras) se destina a salud pública concerniente a enfermedades cardiovasculares y respiratorias, muchas de ellas vinculadas a la contaminación del aire y al tabaquismo.

Según un estudio de la O.M.S. (Organización Mundial de la Salud) en el año 2009 la contaminación atmosférica ha matado alrededor de 2 millones de personas anuales en el mundo de forma directa e indirecta.

Sin entrar en cifras podemos decir que la contaminación atmosférica  afecta directamente ya que destruye ecosistemas, medio ambiente, atmósfera, vuelve improductivas grandes zonas de plantación y arruina las fuentes de los recursos hídricos y contamina el agua, importantísimo no sólo en cualquier actividad económica sino para la vida.

Vehículos ecológicos para evitar la contaminación del aire

Para colaborar en mantener la atmósfera libre de contaminantes para el ciudadano de a pie la mejor opción son los vehículos ecológicos. Estos automóviles tienen una tecnología cada vez más equiparable a los de combustible fósil. Incluso están saliendo al mercado modelos de alta gama. Algunos tipos de coches ecológicos tienen casi nulas emisiones contaminantes para la atmósfera.

Tipos de vehículos ecológicos

Los vehículos ecológicos como medio para evitar la contaminación del aire son cada vez más asequibles. Estos cuentan con diferentes tipos de energías propulsoras, así como combustibles alternativos de mínima o casi nula emisión contaminante a la atmósfera.

    Los tipos de automóvil ecológicos más importantes son:
  • Coche eléctrico: Se impulsa con uno o varios motores eléctricos, es recargable en los enchufes convencionales de las casas y reduce la contaminación del aire (CO2).
  • Coche híbrido: Combina el motor de combustible fósil con el eléctrico, para tener la opción de circular con mayor potencia y contamina más la atmósfera que el eléctrico simple.
  • Coche de hidrógeno: Existen dos versiones. El motor de hidrógeno por combustión y por pilas de combustible (convirtiéndose en otro tipo de coche eléctrico). No emiten ninguna conminación al aire.
  • Coches de combustibles alternativos: Los combustibles alternativos como el alcohol, etanol, metanol y algunos derivados del gas natural como el GLP están siendo una buena  alternativa por sus virtudes como escasos contaminantes del aire y sus ventajas económicas.

Nuestros consejos

Para ayudar a tener un aire más limpio hace falta que contribuyamos. La naturaleza no es nuestra si no que la tomamos prestada de nuestros hijos y está en nuestras manos el conservarla para devolvérsela a ellos en las mejores condiciones.

Si quiere alguna información sobre estos u otros vehículos ecológicos, en nuestra sección con el mismo título encontrará otras alternativas, también con sus ventajas y desventajas. En nuestra sección de combustibles alternativos también hallará lo que necesite saber sobre combustibles ecológicos.

Artículos Relacionados