Vendas frías para la celulitis

Las vendas frías son una herramienta ideal en la lucha para perder peso, hacer desaparecer la celulitis de nuestro cuerpo y podemos aplicárnoslas en casa.

¿Qué son las vendas frías?

Las vendas frías son un nuevo método que nos ayudarán a bajar nuestro peso, reducir la celulitis y combatir la piel de naranja y la flacidez.

Estas vendas se empapan en un compuesto a base de mentol, alcanfor, etc. que al activar la circulación consiguen ir reduciendo, de forma notable, la celulitis y también el peso.

Las vendas frías ya eran utilizadas por los egipcios para la conservación de los cuerpos y el tratamiento de algunas enfermedades.

¿Qué beneficios aporta la utilización de las vendas frías?

  • Se produce una combustión y movilización del tejido adiposo.
  • Al disminuir la temperatura se mejora la circulación y se produce una contracción de la musculatura.
  • Ayudan a eliminar la celulitis.
  • Mejora las funciones gastrointestinales.
  • Aumenta el metabolismo celular.
  • Reduce las estrías.
  • Tienen una acción antiinflamatoria y ayudan a evitar derrames.
  • Mejoran el sistema nervioso.
  • Mejoran el metabolismo digestivo.
  • Ayudar a quemar la grasa, con lo que se consigue una perdida de peso.
  • Eliminan toxinas.

¿Cómo funcionan las vendas frías?

Las vendas impregnadas con líquido frío envuelven la zona que se desea tratar. La temperatura del cuerpo desciende localmente produciendo un aumento del metabolismo celular (lo que acelera el consumo de calorías). Al tiempo aumenta el flujo sanguíneo en la zona que es una condición indispensable para mejorar la celulitis.

Receta para realizar el tratamiento con vendas frías en casa

Ingredientes

  • 100 ml. de alcohol isopropílico.
  • 2 cucharadas de mentol en cristal.
  • 1 cucharada de alcanfor.

Preparación
Se tritura el mentol cristalino y el alcanfor hasta que se vuelvan líquidos y se mezclan con el alcohol.

A esta preparación también se le pueden añadir aceites vegetales para aumentar su eficacia, como por ejemplo: extracto de toronja, centella asiática, romero, etc.

Forma de uso de la preparación:

Se usa disolviendo una taza de la solución por medio litro de agua muy fría. Con esa agua remojaremos las vendas.

¿Cómo se aplican las vendas frías?

Las vendas han de ser elásticas e impregnadas en el líquido frío. Se colocan siempre de abajo hacia arriba. Las vendas deben estar bien sujetas y con la presión justa.

Es aconsejable tapar la zona de las vendas con un plástico para que el líquido no se evapore rápidamente.

Como la sensación de frío es muy alta es conveniente taparse con una manta.

Las vendas frías deben dejarse actuar durante treinta minutos.

Consejo

Es conveniente que además de usar las vendas frías recurramos a otros tratamientos para conseguir que los efectos de las vendas frías sean duraderos.

Una buena dieta y un poco de ejercicio nos ayudarán a que los efectos de las vendas frías sean más notables.

Como siempre busquemos primero asesoramiento médico o de un profesional para saber si la aplicación de vendas frías es el tratamiento para nuestro caso.

Artículos Relacionados