Pizza de verduras

¿Por qué hay tan pocos platos, como esta receta de Pizza de verduras, que además de deliciosos y fáciles de preparar sean del agrado de todo el mundo?

Ingredientes de la pizza de verduras

    Para la masa:
  • 300 g. de harina (puede ser integral)
  • Un paquete de levadura en polvo.
  • Un vaso de agua (tibia)
  • Media cucharada de sal.
  • Aceite de oliva.
    Para la cobertura:
  • Tomate frito (mejor si es casero).
  • Champiñones en lonchas.
  • Medio pimiento verde.
  • Medio pimiento rojo.
  • Aceitunas negras.
  • Cebolla pequeña.
  • Orégano.
  • Brócoli.

Elaboración de la pizza de verduras

  • Disolvemos la levadura en el agua tibia, hacemos una montaña con la harina, le hacemos un hueco en el centro y depositamos la levadura disuelta.
  • Amasamos poco a poco hasta que la masa de nuestra pizza de verduras vaya tomando textura consistente, pero suave y ligera.
  • La ponemos en reposo en un recipiente untado con aceite y lo cubrimos con un trapo húmedo y la ponemos en el horno apagado tras haberlo precalentado.
  • La levadura habrá hecho su trabajo alrededor de una hora después doblando casi el volumen de la masa de la pizza de verduras.
  • Extendemos sobre una superficie sólida y enharinada aplanándola con un rodillo de cocina hasta que el grosor quede a su gusto.
  • Después la depositamos en el molde harineado y con las manos le damos forma a la pizza, de manera que los bordes queden más gruesos.
  • Ahora, tras untar primero la masa con el tomate frito, le añadimos el resto de los ingredientes de la pizza de verduras cortándolos al gusto e igualmente repartiéndolos en la masa en la cantidad y forma que le resulten más ricos.
  • Precalentamos el horno hasta los 180 grados y la introducimos entre 15 ó 20 minutos, o hasta que empiece a dorarse y la masa esté en su punto.

Sacar del horno y servir la pizza de verdura caliente, pero espere a que se pueda comer sin quemarse y poder disfrutar de esta deliciosa receta de pizza de verduras.

Nuestros consejos

La pizza es un plato que se puede adecuar al gusto de cada uno añadiendo o quitando determinadas verduras o eligiendo otras diferentes.

Si nos gusta la masa crujiente, entre más fina dejemos la masa más crujiente será y, por supuesto, a mayor grosor más esponjosa. Pero si le gusta pasar el menor tiempo posible en la cocina siempre puede compra la masa hecha y sólo hay que agregarle los ingredientes y ponerla al horno.

Ya sólo desearle que disfrute de su pizza de verduras.

Artículos Relacionados